“Vamos muy lentamente en el proceso de conseguir una sociedad en que disfrutemos de una igualdad de oportunidades real”.

Escrito por Alícia Oliver. La Independent Miércoles, 22 de Enero de 2020 11:57

Imprimir

Empoderamiento y Liderazgo - Organizaciones sociales

 nuria viñas portada

En nuestro "Espacio de Mujeres" conversamos esta semana con Nuria Viñas, presidenta de Dones pel Futur, profesional que cuenta con una larga trayectoria en el mundo empresarial.

 

 

¿Cómo surgió la asociación Dones pel Futur?

Se creó en 1993, en Cataluña, era un momento en el que se iniciaban asociaciones que reivindicaban la autonomía económica de las mujeres, y su liderazgo dentro de las empresas.

Se necesitaba dar visibilidad al trabajo que las mujeres llevaban a cabo en el mundo empresarial y laboral. También era necesario la creación de asociaciones y entidades que defendieran y pusieran en valor todas las reivindicaciones y demandas que eran necesarias para cambiar la situación, y para sensibilizar a la sociedad económica, empresarial y en general, sobre el papel que las mujeres empresarias, emprendedoras y profesionales podían aportar, y que se las estaba vetando, de forma escandalosa. Por ejemplo, no se proponían mujeres para cargos de dirección, se las excluía de los círculos llamados económicos y empresariales, tan solo por el hecho de ser mujeres, y no se les permitía entrar en las redes de influencia, dominadas exclusivamente por hombres.

Por todo esto, se creó la Asociación Catalana de Mujeres Directivas y Empresarias (ACDDE en catalán). Y a pesar de los adelantos en el mundo feminista y reivindicativo, sinceramente os diría que hemos avanzado muy despacio, y que todavía nos falta mucho para conseguir todo lo que nos habíamos propuesto en aquel momento.

 

¿Cuáles son los temas o proyectos más relevantes que trabajáis?

Apoderar a las mujeres en el ámbito profesional y personal para que consigan una autonomía económica que les permita tomar decisiones sobre cómo quieren vivir su vida.

Organizamos grupos de microcréditos solidarios en que las mujeres se reúnen periódicamente y con la ayuda de una tutora, las acompañamos en su camino profesional, fomentando la inclusión laboral o el autoempleo.
Ayudándolas en la financiación para la creación de negocios con un programa de microcréditos. Y ofreciendo cápsulas formativas en gestión empresarial, tutorización, mentorización y coaching individual.

También fomentamos las redes entre mujeres, organizando encuentros y tertulias.

 

En época de crisis a menudo se nos dice que tenemos que reinventarnos y que nos toca ser emprendedoras. ¿Es esta la solución?

En época de crisis es importante crear nuevas perspectivas de futuro y abrirnos a nuevas oportunidades. El autoempleo es una herramienta muy válida para poder desarrollarte profesionalmente y tener una autonomía económica. Pero no todas las mujeres quieren ser emprendedoras, ni es la única solución, aunque a veces es la que nos resulta más fácil.

 

¿Cuáles son las mayores dificultades que se puede encontrar una mujer emprendedora?

Asumir el riesgo que comporta iniciar un negocio por pequeño que sea. La carencia de confianza en ella misma, la baja autoestima en sus capacidades y talento. La necesidad de financiación. La poca o nula formación en gestión empresarial. El desconocimiento de cómo gestionar las finanzas tanto del negocio como familiares. La falta de apoyo del entorno tanto social como familiar.

 

nuria viñas

 

La brecha laboral y salarial es un hecho ¿cómo intentáis reducirla?

Desgraciadamente es un hecho y muy grave, yo diría gravísimo que sufrimos en nuestra sociedad. Es injusto que por el mismo trabajo con las mismas capacidades y formación, las mujeres cobremos menos, solo por el hecho de ser mujeres.

Para reducirla hace falta primero sensibilizar a toda la sociedad y principalmente a las mujeres, de que existe esta brecha y ofrecer información y datos. Cuando una mujer negocia su puesto de trabajo, tiene que estar muy informada de lo que gana su compañero hombre, por el mismo trabajo.

Nos hacen falta leyes de la administración para cambiar esta situación de injusticia hacia las mujeres. Leyes que obliguen a las empresas a tener salarios equitativos y no discriminatorios por razón de sexo, y que tengan presente a las personas y su talento y preparación, independientemente de su sexo.

Iniciar sanciones a las empresas que no cumplan con estas leyes. Y que no puedan acceder a contratos con la administración pública sino las cumplen.

¿Por qué hay tan pocas mujeres liderando grandes empresas? Y es un hecho que las pocas mujeres que llegan tienen vínculos familiares.
Pues, es un hecho y es más fácil que lideren empresas mujeres con vínculos familiares. Las razones pueden ser diversas: El techo de cristal que no deja acceder a los lugares de dirección, por todas las trabas que se imponen a las empresas, en el caso de ser mujer.
Las redes de relación profesionales, lideradas mayoritariamente por hombres, no piensan, o no se atreven a proponer a una mujer, por miedo a que no cumpla las expectativas y si un hombre no las cumple, no pasa nada. Se les perdona el fracaso y la incompetencia. A una mujer no se le perdona la incompetencia, o se le perdona menos.

 

¿Cómo ves la asociación de aquí a cinco años?

En un mundo ideal sería que no existiera, que no fuera necesario que siguieran existiendo asociaciones de empresarias, directivas y profesionales. Pero desgraciadamente, como he dicho antes, vamos muy lentamente en el proceso de conseguir una sociedad en que disfrutemos de una igualdad de oportunidades real.

Por otro lado, soy muy optimista y confío mucho en las nuevas generaciones de mujeres que están consiguiendo llevar nuevos valores y nuevas iniciativas en el mundo de la empresa y de la sociedad en general. También los hombres están evolucionando y están entendiendo que la sociedad que proponemos, desde la mirada feminista, también los beneficia a ellos. Y que en definitiva, todos y todas viviremos mejor.

Espero que a la Asociación se incorporen mujeres jóvenes y hombres que creen en este futuro más equitativo y justo para las mujeres.

 

Tags: