La provocación de Femen: encuentro con Inna Xevtxenko

Escrito por Gisella Evangelisti. La Independent. Perugia Jueves, 25 de Abril de 2019 16:16

Imprimir

Empoderamiento y Liderazgo - Organizaciones sociales

 Inna Xevtxenko

Inna Xevtxenko. Foto Institut Inna Xevtxenko

Llega al solemne salón renacentista de los Notarios en Perugia, Italia, vestida con chaqueta y pantalon rojo, una larga cabellera rubia, y toda la energía de sus 28 años. 

Es el 6 de abril y estamos en el marco de la XIII edición del Festival Internacional del Periodismo en Perugia, que se ha realizado del 3 al 7 de abril del 2019 contando con la presencia de 600 speaker llegados de todo el mundo (casi la mitad son mujeres), dando vida a 300 eventos, tratando temas desde el fact checking la cyber guerra, a las crisis humanitarias y el cambio climático.

Inna Shevchenko, cofundadora de "Femen" entrevistada por Barbara Serra, periodista de Al Jazeera frente a un público caluroso, nos cuenta que hace diez años, después de la "revolución naranja", liderada por Julia Timoshenko, se juntó con un grupo de mujeres pensando que era posible intentar cambiar las cosas. (A continuación una reproducción casi literal de sus palabras).

"Escribimos nuestras llamadas a la libertad en afiches, y nadie nos hacía caso. Entonces pensamos usar el cuerpo como poster político, con un mensaje implícito: el cuerpo femenino no será sexual cuando querais ustedes los hombres, sino nosotras. Hubo, como era de esperarse, airadas reacciones, acusaciones de obscenidad y medidas administrativas, pero para nosotras el cuerpo, tantas veces centro de opresión, podía apostar a la liberación. Cuando decidimos usar esta táctica (el cuerpo como arma contra los dictadores), no teníamos ni guía ni experiencia, sabíamos solo que luchábamos por la libertad, no solo para las mujeres, sino para la sociedad entera, también de Rusia, y Bielorusia. En Bielorussia la KGB tortura, y hay ataques a periodistas. Era un doble reto, gritar como mujeres "Libertad para los presos políticos en Bielorusia", y por eso pagamos un precio muy alto. Pasamos una noche terrible en poder de 20 hombres, en total unas 24 horas. Fue una experiencia que me ha cambiado. Se puede estar de acuerdo o no con nuestra modalidad de protesta, pero creo que la reacción fue desproporcionada. Y me pregunto como es posible, que aquí en Occidente haya gente que vote la derecha, a veces solo por decepción. ¡Cuidado con lo que haceís!". Comenta Inna Shecvchenko sorprendiendo el público, y recibiendo un fuerte aplauso.

"Con el tiempo el grupo Femen ha ido creciendo, sobre todo en Ucraina y Europa del Este", sigue contando Shevchenko. "A lo largo de estos diez años, algo ha cambiado, pero todavía la libertad de expresión sigue siendo limitada en Ucraina. Hay temor a salir por la calle con un poster, se puede terminar detenido o despedido, o declarado enemigo del régimen. El probable ganador en las próximas elecciones, Volodimir Zelensky (así fue), es un cómico que no tiene ni visión ni experiencia política, pero por otro lado la gente está harta del actual gobierno, por ser corrupto.

"Ahora vivo como refugiada en Francia, todo exilio tiene su parte de dificultad, pero lo bueno para mi es haberme vuelto una activista internacional, y ver como Femen está inspirando a muchas jóvenes, (son más de 300 en el mundo) a partir de esas chicas inexpertas, de hace diez años.

 

 

Inna Xevtxenko-2

Foto Institut Inna Xevtxenko

 

"Por cierto la nuestra es solo una de las varias modalidades en que se expresa el feminismo. Muchas veces los medios ignoran nuestros mensajes políticos, como en el caso del primer poster, para fijarse en nuestro cuerpo desnudo, pero seguimos resistiendo a esta tendencia reduccionista. Hemos escrito 4 libros para contar lo que hay detrás de los slogans. Estoy aquí porque quiero explicarlo: Nuestro rol está en provocar, para tener la atención suficiente para abrir un debate. Sabemos que muchas personas pueden sentirse chocadas en su sensibilidad por nuestros desnudos, pero nosotras estamos chocadas y ofendidas por ese duro leadership masculina, no podemos seguir allí calladitas y sonrientes, por eso vamos a romper esquemas, usando de forma rebelde nuestro cuerpo. Repito, es para abrir un debate. Ya no tenemos las mismas reacciones de hace cinco años, la percepción del cuerpo ha cambiado, no es tan chocante. En el ultimo año hemos avanzado en el tema feminista, tocando la situación de las monjas. No podemos callar frente a lo que pasa en las religiones. Las monjas han comenzado a hablar de abusos sufridos por sus colegas hombres, ¿no es un buen motivo para hablar de religiones?".

"Ahora vemos que hay otros movimientos que están usando el cuerpo desnudo como slogan, lo hacen unas feministas en Argentina, unos activistas contro la Brexit en Gran Bretaña, en el Parlamento, o los ecologistas de Extinction Rebellion en Londres. No solo en Occidente. Vemos que en Irán por ejemplo hay mujeres que se quitan el velo para protestar contra su imposición, reclamando la propiedad de su cuerpo. Todo esto nos alienta. Pero si regresara a Ucraina, ahora lo haría con una camiseta blanca, en Parlamento.

"¿Como considero que ha cambiado el mundo para las mujeres en estos últimos diez años? Pienso que la revolución de las mujeres es constante, hemos tenido muchos resultados, aunque hay quien quiere hacernos retroceder (ver el reciente Congreso Mundial de la Familia en Verona, reivindicando la familia tradicional, el no al aborto y las parejas gay). Las monjas se están defendiendo, sintiéndose fuertes gracias también a las feministas, creyentes o no, y esto es un progreso enorme. Yo tengo una esperanza descomunal en las nuevas generaciones, que están construyendo sus movimientos sin apoyos políticos. Sé que habrá cada vez más lideres femeninas, listas... (como nosotras) para una avalancha de ataques". Aplausos.

 

Inna Xevtxenko-3

Foto Institut Inna Xevtxenko

 

No es para menos. En el mismo Festival están exponiendo personas que están haciendo historia, como Maria Ressa, filipina, directora del sitio de news Rapper, que ha revelado el sistema de corrupción del gobierno autoritario de Duterte, sufriendo prisión, o Pryia Ramani, la periodista que ha hecho dimitir el vice ministro de relaciones Exteriores indio después de haber denunciado abusos sexuales, mientras el hijo de Daphne Caruana Galizia, la periodista de Malta matada por su investigaciones sobre la corrupción, Mathew Caruana, ha decidido seguir su senda. Palabras y acciones no violentas, como armas para abrir brechas en los mundos más opacos del poder.