Ciudades inteligentes (Smart Cities)

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Desarrollo - Ciencia y Tecnologia


Se ha inaugurado la 13ª edición del BDigital Global Congress con diferentes ponencias relacionadas con las Ciudades Inteligentes.smartcities3

Este Congreso está organizado por el centro tecnológico Barcelona Digital y tiene como objetivo referenciar los avances de la Sociedad Digital y las TIC. Esta edición está dedicada al Smart World.

La primera intervención se ha desarrollado entorno a diferentes proyectos de Smart Cities donde representantes de diferentes Ayuntamientos han expuesto los proyectos que están desarrollando. El Sr. Puigneró, del Ayuntamiento de San Cugat (Barcelona), ha informado sobre el proyecto “Ciudad Inteligente 2020”; Alfonso Palacios, ha hecho una exposición sobre los proyectos tecnoenergéticos del Ayuntamaiento de Málaga; el representante del Ayuntamiento de Santander ha presentado el proyecto “Santander, ciudad que mira el futuro”; y la Sra. Mínguez, del Ayuntamiento de Lleida, ha expuesto el proyecto que están desarrollando para tener una ciudad inteligente.

logo-smart-cities

Dentro del tema de la sostenibilidad, Edouard Cabay, del estudio de arquitectura Cloud9, ha explicado cómo se llevó a término el proyecto del edificio Mediàtic, situado en el Distrito 22@ (Barcelona). Este edificio de oficinas de alquiler está integrado en una zona tecnológica que, anteriormente había sido industrial. Tiene una estructura ligera de acero, con esquema de mesa, que se apoya en el suelo en dos puntos. Sus espacios son diáfanos y con mucha libertad ya que son modulables. El edificio tiene una fuerza no homogénea. Se trabajó cortando piezas al láser (en Catalunya hay 60 empresas que son capaces de hacerlo), que permite cortar dos piezas de manera distinta.

Es un edificio “verde” e “inteligente”, tiene en cuenta el medioambiente, sus acabados biolumínicos le hacen “brillar” en en ciertos momentos de oscuridad. Está integrado completamente en su contexto climático. Al tener sus cuatro fachadas orientación distinta, tienen diferentes necesidades respecto a la luz por lo que fueron estudiadas por separado. Cada una tiene una relación distinta con  la tecnología, control climático, iluminación y control solar.  Se instalaron láminas que controlan su posición. La fachada sur recibe mucha luz por la tarde por lo que se aísla el espacio interno de las radiaciones solares con un sistema cerrado de nitrógeno mezclado con humo para oscurecer. Cuando no hay sol la fachada queda translúcida.  El sistema está instalado en el terrado en el que también hay una estación climática. El edificio cuenta con un sistema de sensores para utilizar la luz sólo cuando es necesario.

En las fachadas con triángulos cada cojín tiene su propia vida y pueden cerrarse o abrirse según la luz que llega. En las plantas del edificio se trabajó con un programa de diseño paramétrico.

Dentro de la gestión de ciudades digitales, el Sr. Abdón Díaz Carretero, ha expuesto cómo la red de alumbrado público también se puede usar como red de comunicaciones, pudiendo transformar cada punto de luz en un punto smart. De esta forma se consigue, aprovechando la estructura del alumbrado público, tener servicio de vigilancia, acceso WIFI en exteriores y publicidad digital (paneles electrónicos en la red para anuncios o advertencias a los ciudadanos).

El servicio de vigilancia o seguridad puede controlar áreas remotas sin presencia física instalando cámaras en la luminaria. La luminaria es el soporte físico perfecto para sostener una telecámara ya que se alimenta por el sistema de alumbrado.

La red de alumbrado también se puede utilizar como Smart Energy para la gestión personalizada de la infraestructura del alumbrado público. Cada punto de luz se gestionaría de forma personalizada optimizando el flujo de luz y el apagado en cada luminaria. Esto reduciría los costes energéticos de la ciudad y los costes de mantenimiento, pudiendo ahorrar hasta un 30% del gasto.

El Sr. Roman Llagostera, del Ayuntamiento de Barcelona, ha expuesto el proyecto “Natur Aigua”, un servicio informático que unifica todos los servicios: acceso a proveedores/contratistas, que mejora la comunicación entre todos los agentes y que minimiza la dependencia del Ayuntamiento con los servicios externos.

 

smartcities

 Con “Natur Aigua” se puede saber de inmediato qué servicios funcionan y cuáles no. En Barcelona hay 1640 fuentes públicas, 301 fuentes ornamentales, 273.817 elementos  de alcantarillado, 52.456 documentos asociados, 1883 servicios programados, 11.526 servicios no programados, servicios de mantenimiento, inspecciones, certificaciones mensuales a los contratistas, reproducciones cartográficas, gestión de documentación, control de presupuestos… Todo ello se puede gestionar con este servicio informático.

Antonio Marqués, de ETRA, ha definido lo que hace que una ciudad sea “inteligente”: capital humano, gobernanza económica, ciudad competitiva, sostenibilidad…  La eficiencia energética y ecomobilidad son factores claves para la ciudad inteligente.

La administración debe facilitar la gestión y crear vínculos con los ciudadanos (ciudadanía extendida), facilitar un ecosistema, la sensorización de la ciudad, maximizar su eficiencia, dar incentivos para modificar el comportamiento de los ciudadanos (p.e., para que se use más el transporte público), dotar de valores la información.

Se debería fomentar  principalmente la competitividad, la movilidad sostenible y la eficiencia energética.

El Sr. Esteve Almirall, de ESADE, se ha referido a la innovación en el sector público. Incorporar las tecnologías TIC a las cosas que ya hacemos.

Open Innovation: con menos dinero hacer más cosas, se pide más al sector público que innovar y aportar nuevas soluciones. La idea es que los gobiernos sean proveedores de servicios, plataformas open data (la información meteorológica, p.e., está en todas partes y está producida por los gobiernos).

Con respecto a las “Smart European Cities”, Melissa Mazzarella, ha explicado como se está creando una nueva ciudad en el norte de Portugal, la Planit Valley, con un desarrollo urbanístico sostenible.

En Planit Valley se colocan sensores con controladores de alta velocidad para obtener información de lo que está pasando en la ciudad, los servicios son de bajo coste, de entrega rápida y de alta calidad. En Planit Valley se ha reducido el impacto en el entorno, todo lo necesario para el funcionamiento de la ciudad estará integrado. La idea es tener un marco para un grupo muy diverso, para poder desarrollar los diferentes entornos, para servicios (comprar, aparcar, circular…), sobre todo magnificar la eficiencia y minimizar el impacto ambiental.

Naciones Unidas predicen que en los próximos 10-20 años se construirán 10.000 nuevas ciudades en Europa y hay que buscar la forma de planificar su desarrollo de forma controlada. Será la nueva generación de ciudades inteligentes.

Gijs Van Rijn ha presentado el proyecto piloto “Amsterdam Smart City” para llegar a una mayor sostenibilidad. Amsterdam, con 2,2 millones de habitantes, 178 diferentes nacionalidades y con una economía muy diversa, es una ciudad complicada para desarrollar un proyecto de “Smart City”, aunque hay acciones iniciadas para reducir el impacto del CO2.

Fareed Abdulrahman, de Malta, informa que en esta ciudad se están construyendo parques de negocio y que el gobierno incentiva la creación de ciudades con empresas TIC y residencias, donde el trabajo y la vida personal se aúnen. Desde el próximo año todo lo que se construya tendrá que tener la certificación de ser verde y sostenible.

Para desarrollar este tipo de ciudades se ha escogido Malta porque los costes de explotación son del 0%, porque su gobierno es muy proactivo en dar a las empresas TIC beneficios fiscales y capitalizar la formación, y porque Malta ha demostrado tener una economía estable durante la crisis. De hecho muchos bancos se están trasladando a Malta.

Finalmente, Marta Continente, del Ayuntamiento de Barcelona, ha dicho que el Distrito 22@ de Barcelona es un referente europeo en cómo se han creado unas infraestructuras de calidad urbana y de cómo es un foco para mejorar y desarrollar las soluciones de innovación para las estructuras urbanas.

“Barcelona trabaja para ser más eficiente, para transformar la gestión y construir un sistema operativo de ciudad que permita interconectar datos, para construir una plataforma de recursos que faciliten la generación de redes.”