“Dar visibilidad a las mujeres independientemente de su creencia”

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Empoderamiento y Liderazgo - Organizaciones sociales

 

Nadia


Nadia Zeryouh, catalana de origen amazigh, es la portavoz de la entidad EuroArab, y con ella conversamos esta semana.


¿Por qué se crea EuroArab-Cataluña y qué objetivos persigue?

EuroArab se crea fundamentalmente como red para dar voz a las personas profesionales e investigadoras de origen árabe, europeo y diverso en definitiva. Algunos de los y las miembras fundadoras de EuroArab eran anteriormente responsables de la Asociación de Estudiantes Marroquíes en Cataluña, y con la creación de EuroArab intentamos ensanchar los y las integrantes de la entidad, a la vez que incluir el cambio de perfil de estudiante a profesional.

Una de las razones principales por las que se crea la entidad también es para dar visibilidad y empoderar a profesionales, investigadores y emprendedores de origen árabe, y contribuir a luchar contra la estigmatización de los colectivos de origen árabe y amazic en Cataluña. Finalmente, creamos la entidad EuroArab ante la necesidad de potenciar las relaciones transnacionales entre Cataluña, por un lado, y el mundo árabe por otro.

¿Cómo consiguen sus objetivos?

Nuestra entidad desarrolla actividades a nivel local, nacional e internacional. Pretendemos crear vínculos sólidos entre Cataluña y el mundo árabe, y tejer puentes de diálogo y de entendimiento, respetando la sostenibilidad y los derechos humanos. El origen diverso de las personas integrantes de la entidad resulta valioso para aportar experiencias y vivencias propias dentro del ámbito de la migración, la interculturalidad y de las personas refugiadas. La entidad desarrolla actividades, acciones y proyectos fundamentalmente de sensibilización hacia la diversidad, de interculturalidad, y hacia los y las menores sin referentes familiares o jóvenes migrados solos.

Además, el hecho de tejer redes transnacionales con Marruecos, en nuestro caso, es un elemento clave para contribuir y resolver los grandes retos migratorios que enfrentan los países euro-árabes y mediterráneos. Así mismo, desarrollamos nuestras estrategias y acciones organizadas en cuatro comisiones: la política, la cultural, la de género, y la de asesoría. Toda nuestra información la podéis encontrar en la página web: http://euroarab.eu, que actualmente está en construcción, pero en breve estará activa.

¿Con qué dificultades se encuentran? ¿Suponemos que el contexto actual debe de impedir todavía más el trabajo que realizan, no?

Desgraciadamente la situación actual hace imposible organizar actividades físicas y presenciales como acontecimientos culturales o talleres de dinamización. Lo que sí hemos ido haciendo en los últimos meses es organizar actividades virtuales como, por ejemplo, cómo ha afectado el Covid-19 en los países árabes y de mayoría musulmana, el ayuno en las diferentes tradiciones religiosas, o bien un debate en línea sobre el conflicto del Sáhara con jóvenes de origen marroquí y saharaui. El hecho que la mayoría de miembros de la entidad sean jóvenes hace que la estrategia de organizar acontecimientos en línea sea satisfactoria, gratuita y de acceso a todas las personas. Eso sí, tenemos un proyecto audiovisual que requerirá hacer entrevistas presenciales y rodajes, y entendemos que será difícil desarrollarlo en la actual situación de restricciones por el Covid-19.

Nadia1

Cuando hablamos de las dos orillas del Mediterráneo estamos hablando de más de 20 países, por lo tanto, la diversidad es muy grande, pero ¿podríamos encontrar algún elemento común que aglutine a las mujeres?

La igualdad de género es un elemento clave en nuestra entidad, y trabajamos seriamente en este sentido siendo un elemento transversal en todas nuestras acciones. Evidentemente la diversidad es enorme entre los países euro-mediterráneos, pero teniendo en cuenta que somos una entidad que cree en los derechos humanos y su universalidad, dar voz a las mujeres es constante en todas las áreas y en todos los momentos en nuestra entidad. Además de dar cobertura a fechas relevantes como son el 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, o el 25 de noviembre, Día Internacional contra las Violencias a las Mujeres.

La perspectiva de género se tiene en cuenta siempre y en todas las fases de diseño y de ejecución de los proyectos. Queremos hacer que cuestiones tradicionalmente asociadas a un público femenino se conviertan en asuntos de interés general. Nuestro trabajo consiste en crear también contenido donde mujeres, de origen árabe y de contextos diversos, sean las generadoras y protagonistas de este contenido, y también las voces expertas. Queremos dar visibilidad a las mujeres independientemente de su creencia, dar visibilidad a mujeres referentes que sean ejemplos para las futuras generaciones.

¿Se trabaja bastante la cohesión social y la convivencia? ¿Somos tolerantes con la diversidad cultural y religiosa?

Desgraciadamente vemos que no se trabaja bastante para la cohesión social y la convivencia, y creo que en este sentido se tendría que incluir a más personas de origen diverso en todos los puestos de trabajo, y sobre todo en las administraciones públicas. Por ejemplo, en Barcelona hay más del 20% de personas extranjeras empadronadas en la ciudad, pero a nivel de trabajadores y trabajadoras en el Ayuntamiento el porcentaje de extranjeros no llega ni al 1%. Creo que es imprescindible corregir estos datos. Para que haya cohesión social efectiva, hace falta que haya representatividad de los colectivos minorizados, también por ejemplo del pueblo gitano y de las personas judías. Necesitamos potenciar la visibilidad de los colectivos minorizados, sin su visibilidad y empoderamiento es difícil hablar de cohesión social y las minorías, en general, están muy invisibilizadas en los lugares de toma de decisiones y en el espacio público, esto es esencial en democracia.

Creo que es más adecuado o fundamental hablar de respeto, más que de tolerancia, el respeto a la diversidad cultural y religiosa es un imperativo moral y ético, sin paternalismos, garantizar su plenitud es esencial como derecho humano. Fomentar la interculturalidad también es importante, el intercambio y la interacción, hacer entender que la diversidad cultural es una riqueza y que las personas de origen diverso contribuyen a la sociedad con su emprendimiento, y sus aportaciones sociales y culturales. En EuroArab encontramos esencial respetar la libertad religiosa y el derecho de culto, y al mismo tiempo, evidentemente, respetar los derechos humanos y los valores democráticos. Cualquier manifestación de derecho de culto o de tradición religiosa que vulnere los derechos humanos y los valores democráticos tiene que ser combatida con firmeza. Nos gustaría destacar nuestra iniciativa intercultural Salam Shalom Barcelona, que precisamente busca dar visibilidad a personas judías y musulmanas, y favorecer las interacciones entre ambas comunidades.

 

Nadia2

Los medios de comunicación en general, ¿son respetuosos con esta diversidad cultural? ¿Se sienten bien representados?

Desgraciadamente es una asignatura pendiente representar a las personas de origen diverso en los medios de comunicación de masas. Normalmente no tienen un espacio en los medios, y se tiende a hablar de ellas sin ellas, y sin que tengan voz. A menudo encontramos que no se representa a los colectivos de origen diverso de manera no deontológica, porque se tiende a asociarlos a noticias negativas, en este sentido personas de origen marroquí o musulmanas. Es muy difícil encontrar noticias donde se represente de manera positiva o empoderada a personas de origen diverso o migrante, se tiende a su criminalización o victimización.

A nivel deontológico, se tendría que dar visibilidad, por ejemplo, a personas referentes de los colectivos minorizados. Hay que destacar lo que antes se hacía en Betevé, y es el hecho de emitir ediciones especiales de noticias en diferentes idiomas, como es el amazigh, el árabe, el wólof, el francés, etc. Encontramos que es importante volver a este tipo de programas y que sean conducidos por personas de origen diverso.

Según su página web, una de las últimas acciones que hicieron fue un debate sobre "Estrategias legales, sociales y de incidencia política de resistencia a la discriminación y el odio antimusulmán. ¿A qué conclusiones llegaron?

Encontramos que es esencial trabajar para luchar contra la islamofobia y la morofobia como dos tipos de racismos y discriminaciones desgraciadamente presentes en la sociedad catalana y española, por un tema de prejuicios, incluso, históricos.

Las principales conclusiones fueron dar más visibilidad a la gran diversidad existente en Cataluña, también de las personas musulmanas. Hay jóvenes de trasfondo migratorio pero nacidos y nacidas en Cataluña, personas autóctonas conversas, de diferente clase social, y de diverso origen nacional (Senegal, Pakistán, Marruecos, Siria, Palestina, Francia, etc.).

Hay instrumentos legales, y hay que formar a las personas de las diferentes asociaciones y comunidades musulmanas para que puedan reclamar sus derechos, a la vez que debe fomentarse, evidentemente, los valores de ciudadanía catalana y europea. Ambos elementos son esenciales. El odio y el miedo nunca son la solución a nada, y desgraciadamente estos son instrumentalizados por movimientos populistas y xenófobos, tanto a nivel del Estado como de toda Europa, y este es un peligro fundamental para la democracia y los derechos humanos.