Sólo 29% de mujeres y 0,5% de personas "racializadas" son opinadoras

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Igualdad - Discriminació

Foto1

OnsónLesDones en la conferencia de prensa

OnSónLesDones, Red de Migración, Género y Desarrollo, Asociación Generación Guienocatalana, Glasura / Voces Gitanas, Asociación Intercultural Diálogos de Mujer y Mujeres Inmigrantes subsaharianas (ADIS) presentaron una queja al Síndic de Greuges para denunciar la "invisibilización" en los medios de comunicación.

Entre octubre y diciembre de 2019 OnSónLesDones ha hecho un recuento de los artículos de opinión y las intervenciones en tertulias de radio y televisión de los principales medios de comunicación producidos en Cataluña y en catalán para evidenciar dónde están las mujeres en su diversidad.

El 16 de enero pasado, las colectivas implicadas presentaron una queja al Síndic de Greuges, en tanto garante del cumplimiento y la aplicación efectiva de la Ley 17/2015, de 21 de julio, de igualdad efectiva entre mujeres y hombres, y de tutelar el derecho fundamental a la igualdad, a fin de denunciar la invisibilización de las mujeres en los espacios de opinión de los medios de comunicación catalanes y la falta de diversidad, por tanto, de pluralidad en los perfiles de personas que son invitadas a participar en estos espacios como opinadoras. La denuncia fue apoyada también por la plataforma feminista, descolonial y antirracista Diverses8M que agrupa a colectivas de mujeres migradas, refugiadas y racializadas que accionan de manera autónoma en el marco del 8 de marzo.

Mediante una conferencia de prensa, se presentó el informe ante los medios de comunicación, con la participación de Anna Manso y Tània Vergen de OnSónLesDones, Sara Cuentas de la Red de Migración, Género y Desarrollo y Laura Marínez, presidenta del Instituto Catalán de las Mujeres.

 

 

foto3

Conferencia de prensa en el Institut Català de les Dones

Laura Martínez destacó la importancia del presente informe, específicamente porque "contribuye a que los medios de comunicación asuman su obligación de cumplir la Ley 17/2015, en tanto trabajan con un servicio público como es la información. Son actores claves en la tarea de garantizar la pluralidad y la paridad en la representación pública de las mujeres”. Además, indica que "los medios de comunicación deben reflejar la diversidad y pluralidad para contribuir a formar una sociedad justa y democrática.”

Anna Manso presentó los datos: de 10.788 artículos e intervenciones, sólo el 29% del total (3.122) han sido encargados a mujeres, mientras que el 71% restante (7.666) han sido encargados a hombres. Es decir, sólo un 29% de los espacios de opinión en los principales medios catalanes han sido ocupados por mujeres, a pesar de que las mujeres son el 51% de la población. "Esto representa una grave infrarrepresentación de la opinión de las mujeres y de la misma manera que destinar el 71% de los espacios de opinión a los hombres, que son el 49% de la población, supone una sobrerrepresentación."

"No estamos todas" dijo Tania Verge, evidenciando que "el 99,5% de las intervenciones en los diferentes espacios de opinión correspondieron a personas blancas o que son leídas como blancas. Sólo el 0,5% correspondieron a personas en condición de racialización. Sus 49 apariciones respecto de las 10.788 apariciones recontadas en este periodo en los diferentes espacios de opinión suponen el 1,2% de todas las opiniones expresadas por mujeres y el 0,1% de las de los hombres."

En este caso, según Tania Verge, "no hay diferencias destacables entre los medios públicos y los privados ni según el tipo de medio (prensa escrita, prensa digital, radio o televisión), ya que son muy pocos los que han incluido algún opinador u opinadora en condición de racialización. En general, no más de una o dos personas".

Sara Cuentas enfatiza que "esta práctica de invisibilización de los medios de comunicación es racismo mediático y racismo institucional porque ni superan el estigma de la racialización hacia las personas catalanas con raíces diferentes a la europea, ni mucho menos hacia las personas que viven en Cataluña y son de orígenes diferentes".

"Son muchos los medios de comunicación que denominan a las personas de diversidad de raíces y orígenes como "racializadas", y deben entender que es un concepto que se utiliza para evidenciar una condición de opresión y no debe ser entendida como un factor de identidad. La racialización no es inherente a la condición humana, es una filosofía nacida para fundamentar el esclavismo y por tanto el racismo", puntualiza. Además, explica que "cuando se habla de blanquitud en el informe se hace referencia a la "blanquitud hegemónica", aquella que continúa interpretando la diversidad humana en términos de raza, la que se construyó desde "la Europa" como detentora del saber, la cultura, las capacidades, la historia y desconoce a quien viene o tiene raíces de "la no Europa", aquella que no tiene cultura, ni capacidades, ni saberes.

Tania Verge explica que "esta realidad es significativa dado que estamos en un contexto donde la sociedad catalana es multicultural y, por tanto, no refleja la diversidad, suponiendo una discriminación múltiple. La subordinación y discriminación son la consecuencia de la injusticia flagrante que refuerza las relaciones de poder existentes, fundamentada en la hegemonía en todos los espacios públicos de las personas blancas, especialmente de los hombres blancos y europeos."

"Una ausencia importante son las mujeres gitanas que no tienen ningún tipo de representación ni las mujeres latinoamericanas no blancas", agrega Sara Cuentas. Dónde están las mujeres gitanas? Dónde están las mujeres afrodescendientes? Dónde están las mujeres musulmanas? Dónde están las mujeres latinoamericanas no blancas? Dónde están las mujeres asiáticas?", se pregunta el informe.

El Síndic de Greuges ha recibido la queja afirmando que su mandato es hacer cumplir la Ley 17/2015 17/2015 de igualdad efectiva de mujeres y hombres, que obliga a los medios de comunicación a promover la paridad y la pluralidad de voces, según expresa OnSónLesDones. "Con esta invisibilización los medios de comunicación incumplen su obligación, por lo tanto, las instituciones públicas deben supervisar el cumplimiento con medidas efectivas. Desde OnSónLesDones llamamos también a asumir la responsabilidad que tenemos la ciudadanía como audiencia", finaliza Tània Verge.