Empleo o iniciativa privada, cuesta arriba para las mujeres

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Economía y Empleo - Empleo

 

Sonia Recasens 3-Oscar Giralt

Sònia Recasens (Foto: Óscar Girald, DIBA).

La Independent entrevista a Sònia Recasens i Alsina, diputada delegada de Promoción Económica y Empleo de la Diputación de Barcelona, que responde sobre las dificultades, una tras otra, que enfrentan las mujeres en el ámbito laboral o empresarial.

 

Los datos económico sociales de la diferencia por género de las condiciones laborales o de iniciativa privada son conocidos: una brecha salarial desventajosa que en España subió al 30% (Gestha 2016) y que en estratos de mayor vulnerabilidad superan el 40% (Informe II. Perspectiva de género sobre el derecho a la vivienda y la pobreza energética); una reducción de la actividad laboral femenina por la obligación de los cuidados; la minusvaloración en la remuneración cuando se trata de sectores feminizados; ingresos inferiores en situación de jubilación o paro, entre otros indicadores que año tras año se mantienen o varían poco.

Por ello, es importante saber qué es lo que se hace desde la administración pública, en este caso la Diputación de Barcelona, para hacer frente a estas diferencias sociales por razón de género.

Recasens ofrece información que indica que hay algún avance a favor de las mujeres, como el crecimiento en la iniciativa privada femenina, que por primera vez supera a la masculina; aunque también señala fracasos, que en su mayoría son de las mujeres, y además, en más de una oportunidad, afirma que sobre todo este tema falta mucho por hacer.

Sònia Recasens i Alsina encabeza la Delegación de Promoción Económica y Empleo de la Diputación de Barcelona, que está integrada por 66 mujeres y 24 hombres (90 personas) y éste es uno de los primeros elementos que resalta para mostrar su compromiso hacia la reducción de diferencias de género en el ámbito laboral. Ámbito que Conoce ya que ha sido Segunda Teniente Alcalde del Ayuntamiento de Barcelona responsable del Área de Economía, Empresa y Empleo, y también fue presidenta de Mercabarna, Barcelona Activa y B: SM.

 

     Sonia Recasens 8-Enrique Domínguez Sonia Recasens 7-Enrique Domínguez 

La diputada Recasens respondiendo preguntas (Foto: Enrique Domínguez, DIBA).

 

¿Cuál es la actividad de la Diputación en materia de promoción económica y empleo?

La lucha contra el paro ha sido y sigue siendo uno de los ejes centrales de este mandato (2015 a 2019). Por este motivo, estos últimos dos años hemos destinado un total de 120 millones de euros dedicados a esta materia de manera directa. Dinero que han recibido los entes locales para hacer disminuir las cifras de paro, ya sea creando empleo de forma directa, como pueden ser los Planes Locales de Empleo, mejorando la competitividad de las empresas, como puede ser el Plan de Modernización de Polígonos, trabajando por el impulso del sector industrial con todos los agentes vinculados, con el Programa de empleo en la Industria Local, o bien dotando de recursos económicos a los ayuntamientos para que puedan poner en marcha sus políticas locales de promoción económica y empleo .

 

Y, concretamente, ¿cuáles son las políticas que se aplican en favor de las mujeres?

Es cierto que ninguno de estos programas que he señalado, a excepción del programa de Empleo en la Industria Local que tiene un objetivo hacia las mujeres, se dirige únicamente a este género, sino que están dirigidos especialmente a colectivos que merecen especial atención. Y es aquí donde pueden entrar mujeres, jóvenes o mayores de 45 años que según los datos presentan unas tasas de paro más elevadas.

El pasado septiembre cerraba con más de 280.000 personas registradas en el paro, cuando en la época pre-crisis la cifra era de menos de 200.000. Aún tenemos mucho trabajo por hacer, en políticas de mercado de trabajo.

 

Acaba de comentar la excepcionalidad del programa dedicado a la industria con un objetivo hacia las mujeres. ¿Cómo se trabaja en este sector tan "masculinizado"?

Sí, es totalmente cierto, el estudio "Las mujeres en el sector industrial en Cataluña" nos pone sobre la mesa que la presencia femenina en este sector es tan sólo del 28,5%. Además, la industria es un sector donde tradicionalmente hay una ocupación de más calidad: tanto en cuanto a la duración contractual como a nivel salarial. Por tanto, nos encontramos ante la necesidad de equilibrar esta cifra.

Y de eso trata el programa Empleo en la Industria Local, entre otras cosas, hacemos incidencia para incorporar mujeres en sectores industriales que son predominantemente de hombres. Es el caso de la metalurgia, que tan sólo registra un 16,9% de mujeres y que gracias al programa estamos haciendo una formación personalizada para incorporar más mujeres a los puestos de trabajo más demandados. Es un reto, pero con mucho trabajo detrás se conseguirá ir avanzando.

 

Sonia Recasens 5-Judit contreras

La Diputació entregando premios a las iniciativas empresariales (Foto: Judit Contreras, DIBA). 

 

 

También se habla mucho de la promoción de la emprendeduría. ¿Se tiene un porcentaje de éxito del impulso a estas iniciativas? ¿Cuál corresponde a las mujeres?

El emprendimiento es una política de promoción económica que es clave que esté impulsada por los gobiernos locales. Las administraciones tenemos que velar por un marco de condiciones que facilite las vocaciones empresariales de la ciudadanía. ¿Por qué? Pues porque la microempresa y la PYME juegan un papel principal en la creación de puestos de trabajo y en la mejora de la competitividad de las economías. En Cataluña casi el 99% de las empresas son pymes.

Y aquí las mujeres estamos haciendo crecer nuestra voz. Según el último informe GEM (el estudio que analiza el emprendimiento a nivel mundial), la Tasa de Actividad Emprendedora (TEA) femenina ha crecido este año de forma muy significativa, situándose en Cataluña al 7,1% y al 7,4% en la demarcación de Barcelona. Recordemos que en España es sólo del 5,6%. Aunque queda lejos de la TEA masculina, que se sitúa en Cataluña al 8,9%.

¿Y qué significan estos datos? Pues que cada vez hay más mujeres que se sienten suficientemente empoderadas para poner en marcha una idea de negocio. Y aquí, los ayuntamientos, los más cercanos a las ciudadanas, juegan un papel vital.

 

¿Qué cifras tiene de este empoderamiento?

Pues, por ejemplo, desde la red de los 102 Centros Locales de Servicios a las Empresas también se ha detectado este incremento de mujeres emprendedoras: por primera vez se han dado más mujeres que hombres (de 64.000 personas atendidas 52% fueron mujeres).

Desde estas unidades municipales se ayuda en todo el proceso: confección del plan de empresa, capacitación de la persona emprendedora, información de trámites y subvenciones, búsqueda de espacio de alojamiento y otros servicios que, hemos demostrado con datos que sirven claramente para crear empresas más fuertes, con más músculo.

 

¿Y los éxitos y fracasos?

Al cabo de tres años, la supervivencia de las empresas creadas con el apoyo de estos centros se sitúa en el 62% en Cataluña, mientras que el dato general en España se sitúa en el 56%.

 

Pero este dato también pone de relieve que existe una mortalidad importante de nuevas empresas, cerca de 4 de cada 10 en Cataluña.

Efectivamente, la tasa de mortalidad de nuevas empresas es una realidad con la que tenemos que trabajar en nuestro país y que nos diferencia de otros países europeos que tienen tasas menores. Nuestras pymes nuevas tienen una característica común: tienen una dimensión muy pequeña.

Entonces, estas empresas que a menudo cuentan con menor capacitación, menos capital y menos personal se encuentran con un riesgo superior de cese del negocio a lo largo del tiempo. Por eso es tan importante trabajar el modelo de gestión de estas nuevas empresas para que, especialmente, aumenten su dimensión.
Y aquí el programa "Acelera el crecimiento" que llevamos a cabo con la patronal PIMEC tiene una importancia capital: hemos conseguido ya que cerca de 300 pymes con alto potencial de crecimiento cojan musculatura y crezcan en facturación, plantilla y beneficios antes de impuestos.

 

Vale, pero ¿cómo afecta esta mortalidad en las mujeres?

Es otra evidencia que nos ocupa: en el caso de las iniciativas empresariales encabezadas por mujeres, según el informe GEM, el porcentaje de mujeres que abandonan es muy superior al de las lideradas por hombres: un 60% hacia el 40%.

Realmente tenemos un reto para averiguar los motivos de este abandono femenino y modificarlo con acciones que tengan impacto. Trabajaremos para revertir este porcentaje.

 

Hay mucha gente que lo que quiere es tener trabajo, un sueldo digno. ¿Qué se hace con el trabajo asalariado? ¿Qué se hace desde las administraciones locales para que hombres y mujeres en paro encuentren trabajo?

Pues los gobiernos locales llevan más de 25 años trabajando para la mejora de la empleabilidad de las personas que están en paro o aquellos que buscan otro trabajo. Raíz de la crisis de los años 90 los ayuntamientos se vieron abocados a crear los Servicios Locales de Empleo (SLO) para atender a la ciudadanía que se estaba quedando sin trabajo. Y, como no podía ser de otro modo, la Diputación se puso a su lado y juntos crearon lo que se conoce como la Red XALOC, una plataforma donde participan 135 SLU y que comparten una web de ofertas que publica cerca de 1.000 ofertas a la semana.

Importante: es un servicio más utilizado por las mujeres (un 53% de los usuarios lo son) y, por supuesto, son las que se insertan más. Al año, estos servicios consiguen que más de 35.000 personas encuentren trabajo. La efectividad de estos servicios, que la medimos y evaluamos con su tasa de inserción, es superior a la de otros organismos que se dedican a buscar trabajo a parados.

En este caso, como en las otras políticas comentadas, es clave la proximidad que otorga la escala local, el gran conocimiento de las personas y empresas que viven y la agilidad para introducir innovaciones que te hagan dar la respuesta adecuada a la problemática planteada por la sociedad.

 

Estas políticas, sin embargo, ¿en qué medida también están enfocadas a impulsar la creación de trabajos que no sean precarios y que tengan sueldos dignos?

Precisamente, esto es lo que hemos venido haciendo ya en este mandato, son parte de nuestros retos y que podríamos simplificar en tres: velar por la indisoluble progreso económico y social, trabajar por el incremento de la productividad y la promoción de unos salarios dignos - no sólo queremos más trabajo, sino que la queremos de mayor calidad- y, por último, y no por ello menos importante, recuperar la confianza y credibilidad de la política hacia el empresariado y la ciudadanía.

El primer reto, claramente, es la vinculación entre estos dos ámbitos que sólo se entienden si van juntos: hay que fomentar el progreso económico de una sociedad pues este va íntimamente ligado al Estado de bienestar. Una sociedad con progreso económico nos permite redistribuir la riqueza y generar progreso social. Si los trabajamos de forma unitaria es cuando mejoramos el bienestar de la ciudadanía.

El segundo tiene que ver con escuchar las demandas reales de los agentes socioeconómicos y las empresas, actuando ante sus necesidades para incrementar la productividad de nuestro tejido empresarial, pero sin perder de vista que la creación de un empleo de calidad, bien remunerado y con futuro, haciendo frente a la precariedad laboral, es lo que nos dará el progreso social que queremos para nuestra sociedad.

Y el último, es el reto que tenemos los que estamos al frente de las políticas públicas. A veces el empresariado te dice que es mejor que las administraciones públicas nos mantengamos lejos, señal de que nos ven poco útiles. Aquí necesitamos dar a conocer a todos los públicos el gran avance que supone crear, consolidar o crecer junto a la administración pública, o bien buscar trabajo con el apoyo de los ayuntamientos. Conseguimos un mayor impacto y eficiencia en nuestras acciones, pero es evidente que esto no se percibe así y por eso tenemos que trabajar para la promoción, difusión y puesta en valor.

 

Sonia Recasens 1-Judit contreras

Recasens a un acte oficial (Foto: Judit Contreras, DIBA).