Mujeres, poder e igualdad en el s XXI: por una gran alianza global

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Igualdad - Igualdad

 

alt

 

Alrededor del sugerente título "Mujeres, poder e igualdad en el siglo XXI", tuvo lugar el pasado 9 de octubre en el Caixaforum de Barcelona, un interesante coloquio, organizado por la Embajada de Nueva Zelanda en España, Casa Asia, real Instituo Elcano y el Club de Madrid, con unas participantes de lujo.

 

La ponentes han sido mujeres que han estado o están en primera línea política como son Helen Clark, ex primera ministra de Nueva Zelanda, Leire Pajín, ex-ministra en España y Laura Pérez, concejala de Feminismos y LGTBI, Sants-Montjuïc y Relaciones Internacionales del Ayuntamiento de Barcelona, moderadas por la periodista Rosa Massagué, para hablar de los principales retos para las mujeres en la política y de la lucha por la igualdad de género en este siglo..

El coloquio se ha organizado coincidiendo con la celebración de los 125 años de los sufragio femenino en Nueva Zelanda, primer país del mundo en el que las mujeres accedieron al voto; Helen Clark, que fue primera ministra del país durante tres mandatos consecutivos y posteriormente directora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, explicó como hace 125 años en Nueva Zelanda la sociedad moderna se estaba creando de 0 con un gobierno progresista y muy más avanzado para la época que los conservadores gobiernos europeos. También puso en valor que la reivindicación del derecho de voto de las mujeres fuera acogida rápidamente, resaltando que las mujeres maoríes, ya tenían derecho a voto en la comunidad.

Por su parte, Leire Pajín, que ahora trabaja en el Instituto de Salud Global en programas de cooperación al desarrollo, destacó el recorrido que hemos hecho las mujeres en la política en los últimos tiempos, pero constatando que todavía hay un techo de cemento que nos impide llegar a lo más alto, como el que impidió que Helen Clark, "la mujer que más techos de vidrio ha roto", llegara a la Secretaría General de las NNUU. "Vivimos una explosión de realidades opuestas al mismo tiempo, como el resurgimiento de la extrema-derecha y también de las movilizaciones feministas raíz la huelga de mujeres del 8M; es el momento de sumar más gente al "carro" del feminismo, pues, y seguir avanzando ". Porque, según Pajín, aunque las mujeres hemos hecho muchos avances desde los tiempos de su abuela, aún nos queda mucho por hacer porque "sabemos que un paso atrás en igualdad cuesta mucho recuperar". En este sentido, Laura Pérez coincidió en resaltar que "nos encontramos en un momento de tendencia mundial de retroceso en los derechos de las mujeres, pero también con un gran movimiento de resistencia contra esto, como vemos en el caso de las movilizaciones de las mujeres brasileñas contra Bolsonaro o en movimientos como el #MeToo "Precisamente, Helen Clark también destacó el movimiento #MeToo como clave para visibilizar la realidad del acoso sexual que sufren millones de mujeres en el mundo, y que, según ella , ahora debería organizarse para influir en la toma de decisioness.

La también Secretaria General de Podemos Barcelona Laura Pérez explicó que "las mujeres somos muy conscientes de a qué núcleos de la política no hemos llegado; núcleos controlados por los hombres y habitualmente más alejados de la toma de decisiones democráticas; por ello desde el Ayuntamiento de Barcelona hemos puesto el foco en los temas se nos resisten, como la brecha salarial o la política fiscal, políticas que revierten de manera decisiva en la distribución equitativa de la riqueza ".

 

 

alt

 

En el coloquio también se valoró el tema de las cuotas como herramienta necesaria para promover la presencia de las mujeres en la política; en este sentido, Leire Pajín las defendió, reconociendo que si no hubiera sido por esta discriminación positiva, ella no hubiera tenido la oportunidad de ser ministra con 23 años; "lo que es una trampa se separar el concepto de paridad del de mérito; esto hace que a menudo una mujer tenga que justificarse por estar en un lugar de responsabilidad mostrando sus méritos, a los hombres no se les cuestiona si están en estos lugares por mérito o no porque ya se les presupone”.

Uno de los retos principales para la igualdad en el que todas coincidieron, es el del conflicto de la vida pública y la vida privada; según Laura Pérez, "tenemos el gran reto de resolver el conflicto capital-vida, el de conseguir la democratización de los cuidados así como la visibilidad y los derechos de las mujeres que los realizan". Este es un reto aún más difícil de hacer frente por parte de las mujeres en la política, un mundo que según Helen Clark, "es muy duro para mujeres que son madres"; según explicó, ella misma tuvo que elegir entre la política y la maternidad, renunciando a esta última, pero reconoce que los tiempos han cambiado y que "las mujeres deben tener la opción de tomar las decisiones que quieran". Así, según Laura Pérez, "debemos dejar atrás el rol de superwoman y luchar para que los cuidados sean asumidas por hombres y mujeres, así como para la administración pública y el mundo privado"; "el gran reto es cómo socializamos los cuidados desde la libertad de opción de cada una".

 

 

alt

 

 

Otro desafío importante, según Helen Clark, es la lucha contra la pobreza, que tiene cara de mujer: "Hay 800 millones de mujeres en el mundo en condiciones de extrema pobreza y no parece que vamos a cumplir con el objetivo del agenda para el desarrollo de acabar con ella; en este caso, la solidaridad internacional es clave para luchar contra la pobreza extrema ". En este sentido, se habló del importante papel de una cooperación al desarrollo con visión de género, teniendo en cuenta que "no podemos exigir a las políticas de cooperación unas cláusulas de género que ni siquiera aquí cumplimos", remarcó Laura Pérez, que también es Concejala del área de Relaciones Internacionales en el Ayuntamiento de Barcelona.

Por otra parte, el tema de visibilizar e incorporar la diversidad a la lucha feminista, también estuvo presente en el debate; así, Laura Pérez explicó como "desde el Ayuntamiento estamos mejorando los servicios con una perspectiva interseccional pero tenemos el gran reto de conseguir que los puestos de liderazgo los ocupen mujeres diversas, con diversidad étnica, de origen, de edad y con diversidad funcional "Según Pérez," el desborde feminista de los últimos meses es muy positivo, pero lo debemos dejar de liderar sólo las mujeres blancas”.

 

 

alt

 

 

Si hay un tema en el que las tres coincidieron totalmente, fue el de la necesidad de tejer alianzas amplias a la sociedad para el avance de las mujeres, con todas las personas y organizaciones que crea en una sociedad más igualitaria, según expresó contundentemente Helen Clark. "Tenemos que conseguir hacer llegar los mensajes a las mujeres a las que no llegamos; la amenaza de regresión democrática es tan fuerte, que tenemos que estar unidas todas las mujeres en nuestra diversidad y también con los hombres; es el momento de amplificar la voz del movimiento feminista, ya que tenemos una vez más a la historia un papel fundamental ", pidió Leire Pajín. Para Laura Pérez, "es imprescindible que los hombres estén a nuestro lado apoyando a nuestras luchas, pero no liderándolas"; "Sin ninguna duda debemos trabajar las alianzas globales para acabar con el sistema patriarcal; sobre todo en el sentido de conseguir cambiar las reglas del juego masculinas, de lograr un cambio de valores donde se premie el cuidar de los demás y  la colaboración "destacó la Concejala del consistorio barcelonés.