Claves para un periodismo feminista: formación y transversalidad

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Comunicación - TICS - Publicidad - Agencias

 PRIMERA FOTO

 

"No es sencillo hacer información con perspectiva de género", advirtió Marisa Kohan, de 'Público'.

 Según esta periodista, con amplia trayectoria en comunicación de género, se trata de un enfoque transversal que nos ayuda a crear un relato distinto y a poner sobre la agenda de debate temas y datos que están ocultos.

Junto a ella, Ana Requena, de 'eldiario.es', Patricia Reguero, de 'El Salto', y Pilar Álvarez, de 'El País', debatieron en el Segundo panel: feminismo, información y medios, dentro del primer Encuentro de Feminismo y Medios organizado por la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) con la colaboración del Ayuntamiento de Madrid el pasado jueves.

 

 

PRIMERA FOTO

 

 

Lograr hacer un periodismo igualitario no es solo una cuestión de buenas intenciones, aunque es clave que los equipos directivos de los medios estén formados por personas sensibles al feminismo. "El feminismo es ideología", sostuvo Marisa Kohan, "no es lo mismo hablar de gestación subrogada como una técnica que decir vientres de alquiler".

Para Ana Requena el feminismo "está en la agenda, tiene empuje", pero se trata de acompañar este proceso de "buenas prácticas", esto es: conocimiento, formación y "prácticas realistas" que puedan llevarse a cabo en las redacciones. "Para mí el reto no es solo de contenidos concretos, sino de aplicar perspectiva de género en todos los temas".

 

 

sEGUN IMAGEN

 

 

Ana Requena ha sido recientemente nombrada la redactora jefa de Género de eldiario.es. Pilar Álvarez es editora de género en El País. Se trata de una figura concebida para impulsar los temas de igualdad pero también para trabajar por una perspectiva de género en todas las áreas. Sin embargo, saben que esta tarea, que implica también cambiar la forma de jerarquizar las informaciones, es un trabajo en equipo. En eso ayuda el impulso del 8-M, pues las reivindicaciones feministas calaron en los medios, que tienen presión interna. "Sé que no estoy sola", dijo Pilar Álvarez, quien reconoció que "cambiar la agenda es una apuesta editorial".
Álvarez argumentó que "hacer periodismo con perspectiva de género es hacer buen periodismo" y matizó: "Entiendo el periodismo como un compromiso, defendemos los derechos humanos. Pero no soy activista".

Patricia Reguero ejerce el periodismo desde una postura distinta. Forma parte del colectivo que edita 'El salto', un proyecto cooperativo y asambleario. "No estamos sometidas a la tiranía de la actualidad, podemos abrir con un reportaje sobre las empleadas del hogar", dijo. Y es que es cierto que la precariedad y la presión del tiempo son una amenaza, en el sentido que pueden contribuir a vaciar el discurso y elaborar un relato plano, que impida profundizar en una realidad desigual y proponer cambios.

Las cuatro periodistas que debatieron en el segundo panel de la jornada, moderadas por Montserrat Boix, de TVE, coincidían en que desarrollar un periodismo feminista es "un aprendizaje continuo y constante", con propuestas distintas a las habituales en cuanto a fuentes, temas, voces y prioridades, lo que implica enfrentar inercias muy fuertes.

En ese sentido, este primer Encuentro de Feminismo y Medios organizado por la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) y el Ayuntamiento de Madrid, dio la oportunidad de debatir y compartir experiencias desde enfoques muy distintos. De este intercambio saldrá una guía práctica, cuyo núcleo estará basado en las conclusiones de los talleres: periodistas en acción, información con perspectiva de género y antirracista, diversidad de género y tratamiento de la violencia de género.

Fotos: AmecoPress