Creando imágenes e imaginarios feministas

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Opinión - Opinión: Medios de Comunicación - TICS

 

medios genero

OPINIÓN

La imagen de las mujeres ha sido analizada ampliamente desde hace años por especialistas como son las mujeres de Drac Màgic o, en los últimos años, desde el Observatori de les Dones en els Mitjans de Comunicació. 

 

Carme Porta Abad Fabiola Llanos

Carme Porta i Fàb Llanos

También se cuenta el número de mujeres que participamos en los medios desde On són les dones. Número y análisis. El dicho de que una imagen vale más que mil palabras no se termina de adecuar para las mujeres, pero analizar y contar nos ayuda a avanzar en el mundo de la comunicación y el 2.0 y hacer una revisión de lo que queremos y nos ayuda a crear nuevos lenguajes.

Las redes nos han dado voz, si, pero también nos han creado espacios de vulnerabilidad importantes: agresiones y amenazas, cosificación... y a menudo aportan informaciones falseadas, datos estridentes que nos acechan. El Observatori Regular per la Igualtat de Gènere En Noticiaris (ORIGEN) afirma que "El marketing lo ensucia todo. Se apropia de las ideas y de las palabras, las fagocita, las devora, las vomita transformadas en monstruos difíciles de reconocer." y nos pasa en los medios audiovisuales, los periódicos, los digitales, en las redes nos hemos de hacer escuchar y ver.

Cuando las mujeres nos reunimos y actuamos, como lo hicimos en la Red Internacional de Periodistas y Comunicadores, para hacer oír nuestra voz se hace evidente la importancia de los referentes y hay que seguir dando pasos para avanzar juntas y favorecer, también, la creación individual . La imagen también debe ser nuestra y construida por nosotros. Más allá de los cuerpos que nos moldean, los roles que nos hacen jugar y los temas que hacen invisibles o los que frivolizan.

Las imágenes también serán nuestras, fuera de estereotipos y modelos, haciéndolas reales y cotidianas sin convertir las mayorías en estándares de comportamiento. Necesitamos medios que nos muestren, nos visibilicen, nos escuchen y entiendan que los comportamientos son diversos y que el blanco y el negro son posibles gracias a una amplia gama de grises y de colores. La imagen y sus formas, el mensaje y sus diversos significantes van mucho más allá de cómo nos vemos, de como suponemos que se siente nuestra manera de comunicar a través de los sentidos de las otras y el resto.

Hoy, a pesar de los inconvenientes y las evidentes desigualdades a la hora de acceder a los recursos, sobre todo en la gestión del tiempo como valor de cambio, sabemos que gracias a las capacidades y sororidad de las diversas redes de mujeres y feministas, podemos dar nuestra voz y nuestro sello a lo que queremos comunicar: la imagen que dura y perdura a pesar de la inmediatez de lo noticioso, porque lo que buscamos, señoras, es hacer historia desde nuestros puntos de vista.