La mediación, una apuesta de la Administración pública para abordar los conflictos ciudadanos

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

mediacio portada

La ciudadanía de 310 municipios de la demarcación de Barcelona se beneficia del acceso a un servicio público y gratuito de resolución de conflictos ciudadanos y comunitarios alternativo, gracias al programa de mediación ciudadana que ofrece la Diputación de Barcelona.

Precisamente el 21 de enero se celebra el Día Europeo de la Mediación, que conmemora el día en que el Consejo de Europa aprobó la recomendación R (98) 1 sobre mediación familiar.

La celebración de esta fecha pretende lograr un mayor reconocimiento de la mediación o la intervención mediadora como método eficaz de resolución de conflictos alternativo a la vía judicial.

Según Christian Wigand, portavoz de la Comisión Europea para los asuntos de justicia, protección de los consumidores e igualdad de género, "la Unión Europea quiere promover activamente métodos alternativos para la resolución de conflictos". En cuanto a la legislación europea, "tenemos la directiva 2008/52 que està transposada a Espanya des del 2011 amb un Decret Llei , i que legisla sobre certs aspectes de la mediació en assumptes civils i comercials, incloent l'àrea del dret de família; sobre tot pretén facilitar l'accés a la resolució alternativa de conflictes, per promoure la seva solució amistosa, tot fomentant l'ús de la mediació”.

La Comissió Europa ha encetat recentment un informe sobre l'aplicació de la Directivaque está transpuesta España desde 2011 con un Decreto Ley, y que legisla sobre ciertos aspectos de la mediación en asuntos civiles y comerciales, incluyendo el área del derecho de familia; sobre todo pretende facilitar el acceso a la resolución alternativa de conflictos, para promover su solución amistosa, fomentando el uso de la mediación ". La Comisión Europa ha iniciado recientemente un informe sobre la aplicación de la Directiva.

La mediación es una herramienta para abordar el conflicto basada en el diálogo, la escucha y el respeto mutuo, con el apoyo de un mediador / a. Este / a profesional acompaña las partes para que puedan expresar sus inquietudes y necesidades y, al mismo tiempo, puedan entender las de la otra parte. De esta manera las partes encuentran soluciones en las que todas salen ganando; la mediación se basa, pues, en entender el conflicto como una oportunidad de cambio y de mejora de la convivencia.

Según Rafael Llinàs, del Servicio de Mediación Ciudadana de Sant Adrià de Besòs, uno de los que recibe apoyo de la Diputación de Barcelona, ??"se trata de ofrecer soluciones no adversariales a problemas a través de la construcción de soluciones entre las partes y que no impliquen un ganador o un perdedor".

 

La mediación ciudadana

En este sentido, en 2006 la Diputación de Barcelona creó el programa de mediación ciudadana para dar apoyo económico y técnico a los entes locales para la creación y mantenimiento de servicios de mediación propios y que actualmente cuenta con un presupuesto de 1,2M € / anuales.

Según el diputado de Igualdad y Ciudadanía de la Diputación de Barcelona, Antoni Garcia Acero,"hace 15 años que se crearon los primeros Servicios de mediación en algunos ayuntamientos y su experiencia nos hizo constatar la utilidad de la mediación como vía alternativa para gestionar conflictos de convivencia en las ciudades y pueblos".

 

mediacio 01

 © iStock.com / levers2007

Estos servicios de mediación comunitaria y ciudadana, se prestan a toda la ciudadanía de los municipios de forma gratuita ya que están financiados por ayuntamiento con el apoyo de la Diputación de Barcelona; "Esto facilita que estos servicios sean accesibles a todos", dice Eva Noguera, Directora y mediadora de la entidad EsMediació - Gestión integral de conflictos, que gestiona varios servicios de mediación ciudadana en algunos municipios del Maresme y del Barcelonès, uno de ellos Arenys de Munt. Según la mediadora, "atendemos todo tipo de conflicto que afecten a ciudadanía: de vecinos, comunidades de vecinos, familiares (por ejemplo una persona mayor que no tiene quien cuidarla, conflictos entre hermanos, etc ...) también entre empresas y entidades; todos los conflictos que puedan ser resueltas por vía de mediación; la mediación lo que hace es abrir un espacio de diálogo que quiere evitar un proceso judicial, pero deben ser conflictos de carácter civil y no penal".

"Primero estaba orientado a temas vecinales y comunitarios pero ahora atendemos muchos casos familiares, derivados por otros servicios", explica el experimentado mediador Rafael Llinàs; "Hay problemas, como los temas de ruidos de vecinos, que a través de una denuncia se solucionan sólo parcial o temporalmente; vía humanización, vía mediación, sin embargo, se pueden solucionar de raíz; por otra parte, una mediación es siempre más rápida que un procedimiento judicial".

En la intervención mediadora menudo hay un trabajo de interculturalidad importante, destaca Rafael Llinàs, donde a su Servicio de Sant Adrià también atienden casos con personas de etnia gitana, que son abordados de manera específica para sus especificidades culturales. Sin embargo, Llinàs detalla que muy a menudo conflictos que parecen causados ??por diferencias culturales se dan por situaciones socioeconómicas concretas: "si viven 15 personas en un mismo piso es normal que se den más problemas de convivencia que en uno con 4, y esto es un tema de raíz socioeconómica".

 

Implementación a nivel local

En la actualidad, la Diputación de Barcelona mantiene convenio de colaboración con 45 Servicios de mediación ciudadana (42 municipales y 3 Consejos Comarcales) que dan cobertura a 144 municipios de la demarcación de Barcelona, con un total de 99 mediadores/as trabajando -hay.

En Arenys de Munt, donde pueden atender unos 80 casos de mediación cada año, el Servicio de Mediación Ciudadana se presta desde hace más de 10 años; "De hecho es uno de los municipios pioneros en la inclusión de la mediación en un municipio pequeño; así, aquí su incidencia es muy alta, ya que es un servicio muy conocido ", relata su responsable, Eva Noguera.

Según la experta en mediación, "la Diputación está haciendo un servicio increíble, lleva muchos años apostando por los ayuntamientos que quieren apostar por la mediación; sin su apoyo, este despliegue no hubiera sido posible ".

En Sant Adrià de Besòs, donde el Servicio de Mediación funciona desde 2002, "al principio la difusión era muy interna pero ahora cada vez más gente viene; parece que se ha empezado a poner de moda ", explica su responsable Rafael Llinàs; "Contamos con 2 mediadores a tiempo completo, y 2 a tiempo parcial y a día de hoy nos quedamos cortos para atender toda la demanda".

"Para los entes locales que no disponen de un Servicio de mediación propio, en el año 2014 se creó el Servicio itinerante de mediación ciudadana; este servicio está dotado de un equipo de mediadores que se desplaza en el territorio para atender los conflictos de convivencia que surgen en los municipios y para llevar a cabo acciones de sensibilización. Así, a pesar de que un municipio no tenga servicio de mediación propio, su ciudadanía puede acceder a esta herramienta a través de sus ayuntamientos ", explica el diputado Antonio García Acero.

 

 

 

mediacio 02

 © iStock.com / izusek

 

En mediación comunitaria el índice de éxito es muy alto; de 5.198 solicitudes de mediación este último año en la provincia de Barcelona, ??se han cerrado 4.822, 1.508 con un acuerdo.

La mayoría de la tipología de los casos atendidos son de carácter vecinal, seguidos de los de tipo familiar, después de los producidos por conflictos de actividades económicas y también por conflictos en el espacio público.

 

Los / las profesionales de la mediación

Así, la figura del mediador / a es capital; se trata de una figura imparcial y con formación en mediación que tiene por objetivo generar un clima favorable en el que las partes se comuniquen, se respeten y se encuentren en igualdad de condiciones. De este modo, las partes pueden trabajar conjuntamente para encontrar por sí mismas soluciones justas, viables y duraderas. Así, el mediador / a nunca propone las soluciones al conflicto, en ningún caso tiene poder de decisión sobre la resolución del caso.

Según el mediador Rafael Llinàs, "a veces no se entiende que trabajamos desde la neutralidad o imparcialidad y que no trabajamos para la parte que nos llama; hay falta de costumbre en entender esta manera de igual a igual de resolver las cosas; partimos de que en todas las situaciones los cambios tienen que venir de las dos partes y eso al principio no se entiende".

El Oscar Negredo, Coordinador del Servicio de Mediación Comunitaria del Ayuntamiento de l'Hospitalet de Llobregat, destaca que desde la Diputación se da un importante apoyo a los mediadores / as mediante espacios de formación continua y de un espacio de seguimiento de la práctica profesional, al que se pueden llevar determinados casos para mejorar la labor cotidiana de los profesionales de la mediación.

 

La importancia de la prevención y la sensibilización

Aparte del abordaje de casos concretos, los Servicios de mediación realizan una importante labor proactiva / preventiva mediante la difusión y sensibilización de la cultura del diálogo y de la paz. Según Negredo, "son muy importantes las acciones de prevención que incluyen aquellas de difusión, sensibilización y formación que se llevan a cabo para proveer de herramientas para la gestión de conflictos a la ciudadanía y que sirven también para la detección precoz de conflictos antes de que lleguen al Servicio de Mediación".

En Arenys de Munt "esto lo hacemos principalmente con formación en prevención de conflictos: taller de prevención con familias o desde la intervención con la infancia y adolescencia; tenemos un servicio de mediación en el instituto con alumnos que están formados para ser mediadores; lo gestionamos nosotros con la ayuda del claustro; ajustan castigos con justicia reparativa. También intervenimos en procesos participativos a nivel municipal como en el de recogida de residuos puerta a puerta; en este caso hemos promovido la participación activa de los vecinos y vecinas en su implementación, explica su coordinadora Eva Noguera.

Muy a menudo se produce una integración de la mediación en la propia organización municipal. En muchos ayuntamientos, los mediadores / as municipales forman parte de equipos multidisciplinares encargados del abordaje de conflictos de convivencia que afectan a colectivos grandes, como por ejemplo, usuarios de plazas y de equipamientos públicos. En Sant Adrià de Besòs su Servicio de Mediación participa activamente en muchos temas relacionados con el civismo como la confección de la ordenanza de civismo del municipio, o con policía de proximidad para tratar temas de convivencia; incluso fue uno de los servicios encargados de atender a las personas afectadas por la estafa de las preferentes en su municipio.