"Las mujeres refugiadas están sometidas al patriarcado de origen y al de acogida"

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Derechos Humanos - Derechos de las Mujeres - Derechos de las Mujeres

 Isabel Muntane 2

 

 

 

Isabel Muntané, co-directora del Máster de Género y Comunicación de la Universidad Autónoma de Barcelona, moderó la Mesa redonda "Mujeres refugiadas. Invisibilizadas en los medios"

 

El acto tuvo lugar el lunes 9 de mayo, en el Colegio de Periodistas de Cataluña, organizado por el máster de Género y Comunicación de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y Sicom.

Participaron las periodistas Cristina Mas, del diario ARA, y Montse Martínez, de El Periódico, junto a Pascale Coissard, portavoz de la Comisión Catalana de Ayuda al Refugiado. Durante el acto se conectó con la periodista Anna Palou, miembro de 'Stop Madre Mortum', en el asentamiento de Idomeni, donde miles de refugiadas y refugiados esperan que se abra la frontera de Macedonia y poder continuar el camino, ahora frustrado, hacia Alemania y el norte de Europa.

Moderó el acto Isabel Muntané, co-directora del máster de Género y Comunicación de la UAB, y con ella queremos repasar cómo fue esta sesión de debate e intercambio de ideas e informaciones.

 

 

 

CPC Acte refugiades

 

 

 

¿Cómo resumirías la mesa redonda del lunes? ¿Qué destacarías?

Salieron muchas ideas a las que no estamos demasiado acostumbradas. Surgieron las imágenes de mujeres refugiadas con mucha fuerza tanto en el trayecto como cuando llegan a los campamentos. Mujeres activas y valientes. También nos cuestionamos porqué no se habla de estas mujeres en los medios, porqué cuando se habla se hace desde la vulnerabilidad, que no es la imagen que nos transmitieron las personas que habían estado en los campamentos, porque no se habla de las violencias machistas que sufren, que son muchas, tanto en el trayecto como cuando llegan a Europa. Quizás si fueran hombres sí se hablaría.

El debate fue muy interesante.

 

La conexión con Idomeni fue defectuosa. La tecnología juega estas malas pasadas. El discurso comprometido de Anna Palou con la visión de género quedó entrecortado...

Fue una lástima porque podría haber hablado en primera persona del papel que juegan estas mujeres en el campamento de Idomeni, cómo mantienen la dignidad, cómo no se hunden en depresiones, cómo organizan las actividades, cómo se ponen al frente de las protestas contra el trato que reciben. Habíamos hablado antes de la conexión e intentamos transmitirlo al encuentro aunque no fuera con su voz.

 

Un buen número de intervenciones desde el público...

Sí. El público estaba muy interesado. Quería saber porque sabemos poco de estas mujeres refugiadas. Se comentó en la mesa que cerca del 30% de las solicitudes de asilo son de mujeres y, en cambio, son invisibilizadas.

Una de las ponentes explicó que, una vez en Europa, las mujeres son las que trabajan y mantienen a la familia y, en cambio, tenemos la imagen de que son vulnerables y sometidas. Tenemos que cambiar el discurso y hablar de realidades no cruzadas por estereotipos, sexismo y discriminación.

 

¿Tu opinión personal es que las mujeres refugiadas estan invisibilizadas en los medios?

Mi opinión es que sí, como la mayoría de mujeres. Lo que pasa es que ellas sufren muchas más discriminaciones por el estigma de ser refugiadas, ilegales, también musulmanas... Las invisibilizamos y cuando las visibilizamos lo hacemos desde un etnocentrismo patriarcal, no las consideramos sujetas activas, capaces. Siempre son vulnerables, sin voz. Esto sólo hace que incrementar el estigma. No ayuda nada a que la población las integre como sujetas de derecho. Continuamos ejerciendo violencias contra ellas al considerar que no tienen capacidad de decisión, que están sometidas al patriarcado de origen, pero, en realidad, lo que estamos haciendo es someterlas al patriarcado de acogida.

 

La refugiada siriano palestina, Rawan Albash, se animó a hablar hacia el final del acto, aunque no estaba muy convencida. ¿Su historia personal es el reflejo exacto, de manual, de las dificultades que encuentran las personas, las mujeres refugiadas en nuestro país?

Fue muy interesante. Le agradecí que se decidiera a hablar, porque parecía que en principio no quería, por las dificultades de poder expresar lo que siente. Está doblemente discriminada por ser mujer y refugiada. Lleva dos años aquí, en un país que pensaba que la acogería y se ha encontrado con otra realidad. No se ha encontrado con el lugar lleno de libertad que esperaba, que le habían contado. Es refugiada por obligación, claro. Como todos. Si pudiera volvería a su país. Lo dijo. Y no sólo por una cuestión de tierra, sino porque no se ha sentido acogida. Esto está pasando.

 

Para invertir esta realidad, el máster de Género y Comunicación debería llegar al máximo de gente posible, ¿no? ¿Habláis de la cuestión de la invisibilidad?

Hablamos de muchas invisibilidades. No sólo de las mujeres. También de otros colectivos, como el LGTBI o las inmigradas. Hablamos de estas invisibilidades y de las múltiples discriminaciones que los medios, como transmisores de un sistema discriminatorio que no se cuestiona, acaban emitiendo, transmitiendo y perpetuando, tanto de forma implícita como explícita, en el lenguaje, con las imágenes, con el enfoque de las informaciones. Analizamos estas informaciones para ver dónde están las discriminaciones para ser capaces de construir otras nuevas.

 

Quizá sería bueno que las y los candidatos a apuntarse al máster del curso próximo comiencen a buscar información. ¿Donde la pueden encontrar?

Pueden acceder a nuestra web donde encontrarán toda la información, el contenido de las asignaturas, el profesorado, los talleres que hacemos de empoderamiento feminista, contra la islamofobia, los nuevos formatos,... Creemos que los nuevos formatos audiovisuales son una herramienta muy importante, son el futuro y podemos construir los nuevos medios alejados del sexismo a través de estos formatos.

En nuestra web pueden ver que pensamos que el periodismo debe servir para un cambio social. Pensamos y estamos convencidas de que construir una nueva sociedad más justa e igualitaria se puede hacer desde el periodismo y desde el periodismo feminista. Y eso es lo que transmitimos a través del máster.

 

¿Se puede inscribir ya el alumnado interesado?

Sí. Se puede hacer la inscripción desde la web de la Universidad Autónoma. Se hace la pre-inscripción, con una carta de motivación y el expediente académico.

Se puede hacer el máster entero pero hay que decir que está organizado en ocho módulos independientes y existe la opción de matricularse en sólo alguno de estos módulos. Hemos tenido gente que no tiene el grado o la licenciatura pero estaba interesada en los talleres de empoderamiento feminista o en los nuevos formatos audiovisuales y se ha matriculado en estos módulos solamente.

 

Hay un taller de islamofobia

Sí. Es un taller práctico para luchar contra la islamofobia. Miramos a las mujeres veladas desde el etnocentrismo pensando que son poco poderosas cuando, en realidad, llevan el velo, muchas veces, como un arma política, de enfrentamiento, de reivindicación.

Queremos cambiar esta imagen para que cuando informemos sobre estas mujeres musulmanas, sobre los países árabes, no caigamos en el estereotipo sexista que considera que una mujer porque lleva velo es una mujer sometida.