Como es ser una refugiada: una explicación en pocas líneas

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Migraciones - Migraciones

 

MED AbirFekih RawanAl Basch1-LidiaVilalta

Rawan Al bash, a la dreta. Foto Lídia Vilalta

 Mi nombre es Rawan Al bash, soy siria-palestina; mi padre es un refugiado palestino que se vio obligado a abandonar su propio país con su familia, cuando tenía 4 años de edad en 1984 para llegar a Siria y vivir allí. Allí creció y tenía su propia familia cuando se casó mi madre de una dama de Siria.

 

La cuestión de la nacionalidad

“Yo nací en Siria, mi madre es siria pero, a pesar de que mi madre es siria yo no puedo tener la nacionalidad de Siria porque en la ley Siria la mujer es incapaz de transmitir su nacionalidad a sus hijos”, lo que significa que ni siquiera tengo nacionalidad, aunque pertenezco a dos países…

El tema de ser una refugiada

Nací como refugiada, toda la población palestina que vive en Siria es refugiada,  y aunque tenga los mismos derechos que los sirios, soy una refugiada.  El gobierno sirio cree que si los palestinos fueran capaces de tener la nacionalidad siria desde que nacen, se olvidarían de sus derechos como palestinos y también su derecho al retorno. Pero todos los refugiados palestinos tenemos el derecho del retorno a nuestra tierra y los sirios creen que dándonos la nacionalidad nos hará olvidar nuestra tierra; si aceptáramos la nacionalidad siria el pueblo palestino se desaparecería por completo.

Ser parte de la sociedad civil para iluminar e informar a los refugiados palestinos de sus derechos, especialmente su derecho a regresar a nuestra tierra natal, estar involucrado con los problemas sociales y políticos de la sociedad local en Siria, las cuestiones del público en general, ser un testigo los enormes cambios que suceden en Siria… todas estas razones establecen un terreno y un contexto que me conecta más con la tierra, la gente, la cultura, la sociedad y mi identidad.

Temas que me preocupan

El gran movimiento de Siria hacia Europa; Los choques; Los países europeos no son perfectos, la burocracia, la corrupción. Todos los esfuerzos que habíamos hecho en la sociedad árabe para desarrollarnos y para cambiar, se quedaron en nada. En Europa todavía tienen ideas preconcebidas sobre todas las personas que provienen de cualquier país árabe: todas somos iguales. Pienso sobre lo que podría suceder y se podría hacer; Lo que no es justo aquí ni en Siria. La vida podría ser menos difícil; Ser musulmana no es fácil en cualquier lugar. Las mujeres más liberales o más duras; Ser parte de una nueva sociedad, las dificultades y las facilidades.

 

Rawan Al bash  es palestina-siria, técnica en ingeniería civil; coordinadora y formadora en árabe e inglés en campos de refugiados y también docente en ambos idiomas.