Primer Encuentro de Feministas Negras en Portugal

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Empoderamiento y Liderazgo - Movimientos Sociales

Marlene2

(Foto: Marlene Nobre)

Más de 80 personas participaron en el primer Encuentro de Feministas Negras en Portugal que se realizó en el día 30 de abril en Lisboa. rtugal.

 

Una actividad organizada por la Plataforma FEMAFRO – una organización de mujeres negras, africanas y afrodescendientes en Portugal.

Marlene1

(Foto: Marlene Nobre)

Fue un encuentro para compartir experiencias y reflexiones sobre racismo, machismo, colorismo, lesbofobía y cuestiones queer. Una mirada que presenta en el espacio público temas e voces que muchas veces quedan invisibilizadas.

Con el lema de la década internacional de las/os afrodescendientes y la década internacional de la mujer africana, la FEMAFRO decidió dar visibilidad a las mujeres negras y cuestionar su papel histórico en la sociedad portuguesa. Un encuentro en el que, de acuerdo con la organización, "fueron diversas las intervenciones, donde las mujeres tuvieron total libertad de escuchar, hablar y cuestionar".

Según las organizadoras del encuentro, "Las mujeres recibieron a la plataforma, que fue creada en febrero, como un proyecto necesario y la alabaron". Alexandra Santos, de 29 anos, destaca que "es importante porque hay racismo y hay discriminación y (el tema) es como un tabú", también porque "es un espacio para las mujeres, personas que sufren discriminación o son oprimidas porque son mujeres".

La plataforma como organización feminista tiene como objetivo defender la intersección de diferentes opresiones. En Portugal hay algunas organizaciones feministas, pero este colectivo presenta la necesidad de dar voz a las mujeres negras y sus particularidades, vivencias y discriminaciones.

 

Marlene3

(Foto: Neusa Sousa)

 

Para Luzia, de 37 anos, la mujer negra siempre fue limitada "a una invisibilidad en espacios de poder, de arte y de estar en sociedad en los lugares más privilegiados". También destaca que "es muy diferente acostumbrarse a ver una mujer negra en un Shopping, que haga la limpieza, que ver esa mujer negra como profesora en la universidad o como jurista. Cuando una mujer negra se torna ministra, causa incomodo justamente por el lugar donde nos colocaran siempre, en el lugar de limpiar el suelo para el blanco".

Aunque hay un gran número de mujeres negras, el movimiento feminista negro nunca fue organizado en Portugal. Para Beatriz Gomes Dias, "es necesaria la división porque "cuando estamos para discutir las cuestiones de las mujeres estamos para discutir las cuestiones de las mujeres blancas" y "la desigualdad es ampliada por la color de la piel".

Las trayectorias de vida son diferentes y por eso este proyecto es considerado muy relevante. "Hay un racismo institucional, un racismo crónico", dijo Paula Almeida, de 37 anos. Es este racismo y los diferentes sistemas de opresión que la plataforma quiere poner en debate, "sin jerarquías y en abierto" a toda la comunidad.