De refugiada a candidata presidencial

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Empoderamiento y Liderazgo - Minorías

 

Fadumo Dayib.nollygrio.com

foto: nollygrio.com

Fadumo Dayib es somalí. En 1990 se escapó a Finlandia huyendo de la guerra de Somalia tras pasar un tiempo refugiada en Kenia. No aprendió a leer hasta los 14 años, pero ahora con 42,  habla varios idiomas, es graduada en Ciencias de la Salud, ha obtenido un Máster en Harvard y prepara un doctorado en Helsinki. Será candidata presidencial en Somalia en las elecciones previstas para este 2016.

 

Esta historia personal de éxito de Fadumo Dayib, además de su propia determinación, es fruto de la educación, según ha afirmado en una charla  (https://www.youtube.com/watch?v=Ab81Nb0EfeU&ebc=ANyPxKo9_F_h3A2qzlEXJM70ZwC4UrAgfYj_aYrMPOqbwHMeHaKbOBjRMFGvTFa145J5dyIjz6Q9uyH2Pa2GbY5EDzqro6Xk9w) en el Campus universitario de Helsinki. “El kid de la cuestión y lo que te brinda las oportunidades es la educación” explicaba en la tribuna. “Mi madre tenía una mente matemática pero no sabía leer; tampoco mi padre, aunque hablaba con fluidez distintos idiomas. Y yo no podía estudiar porque siempre nos estábamos moviendo”,  revelaba. Luego, de adolescente, y en menos de 5 años consiguió superar los estudios de primaria y secundaria juntos.

 

“Cuando llegué a Finlandia en 1990 como refugiada me dije: estoy en la tierra de las oportunidades, así que no perderé el tiempo ni mi potencial” expresaba. “He vivido aquí 25 años donde mi madre pudo aprender a leer ya de mayor y no murió analfabeta; mi padre no vino” a Helsinki, manifestaba. Para ella “la lengua es la herramienta fundamental” para conseguir la integración. “Yo iba por las tardes al karaoke para aprender la lengua desde la base y las expresiones cotidianas” y así poder “usarla bien en el idioma en el que estudiaba” y, sobretodo, afirmaba “porque quiero ser igual, aunque no sea mi lengua, y quiero formar parte de esta sociedad”.

 

 

Dayib Fadumo.FotoStephanie Mitchell HarvardStaff Photographer

Foto Stephanie Mitchell_HarvardStaff Photographer

 

Máster en Administración Pública

Tras graduarse en Salud Pública Fadumo Dayib, trabajó de enfermera en diferentes áreas y colaboró con Naciones Unidas en temas de salud maternal y en prevención de la transmisión materno-infantil del VIH/SIDA poniendo en marcha programas en clínicas de Somalia. Por cuestiones de seguridad la tuvieron que evacuar a Nairobi (Kenia) seis meses después de ponerlos en marcha, pero ahí se dio cuenta que quería hacer más cosas para ayudar a su país.

Está cursando un doctorado en la Universidad de Helsinki en torno los temas de mujer, paz y seguridad y, además, ha sido investigadora  (http://news.harvard.edu/gazette/story/2015/05/a-onetime-refugee-aims-high/del Harvard Kennedy School of Government de Boston donde obtuvo un Máster en Administración Pública.

Ahora Fadumo Dayib aspira a convertirse en la primera presidenta de Somalia en las elecciones que deben celebrarse este 2016, pese a que ha recibido amenazas de muerte, según explicaba a la BBC  https://www.youtube.com/watch?v=g86ORs6tzIk).Serán los primeros comicios democráticos tras los celebrados en 1967.  

 

 

Fadumo Dayib.somailandlive.com

foto Somailandlive.com

 

Las mujeres pueden liderar Somalia

En su campaña manifiesta que “a la tierna edad de 42 años y tras 25 en la diáspora, al final he entendido que el valor de salir al exterior es para regresar allá donde más te importan las cosas”. Y lo que la empuja  a ser presidenta “es porque cree que las mujeres tienen la oportunidad para liderar Somalia porque ellas siempre han liderado económicamente el país, han gestionado el presupuesto familiar y son muy visibles en la sociedad, aunque se hayan mantenido al margen de la política”. En su opinión  (http://africanleadership.co.uk/blog/?p=858“Somalia ya está lista para tener una mujer presidenta”.

 

A pesar de los retos que enfrentará en un país con una sociedad patriarcal dominada por una vieja generación de hombres, Fadumo Dayib afirma que “no quiere poder sino igualdad y cambios sociales” por ello, sus políticas incidirían en la seguridad y el desarrollo económico, en especial para las mujeres y las niñas” porque “allí tenemos una generación entera que no ha vivido más que violencia”, según manifestaba recientemente a la televisión France 24.  (https://www.facebook.com/349881778516557/videos/vb.349881778516557/533414686829931/?type=2&theater)

 

Tres presidentas africanas

La pionera y primera mujer en llegar a una presidencia en el continente africano fue Ellen Johnson Sirleaf en Liberia, en el año 2005, también después de una cruenta guerra civil. Fue reelegida en 2011 tras haber recibido el premio Nobel de la Paz “por su lucha no violenta por la seguridad de las mujeres y los derechos de las mujeres a la plena participación en la construcción de la paz”, compartido con su compatriota Leymah Gbowee y la yemení Tawakkul Karman.

La alcaldesa de Bangui Catherine Samba-Panza, está a punto de terminar la presidencia interina que asumió en 2014 en la República Centroafricana, también tras un conflicto armado, que todavía persiste. Ese mismo año terminaba su mandato presidencial en Malawi la presidenta Joyce Banda.

En 2018, puede haber otra candidata presidencial. Joice Muguru  está formando un nuevo partido en Zimbabwe (People First Party) para terminar con el gobierno del nonagenario Robert Mugabe del que fue su vicepresidenta desde 2004, durante más de una década.