Las mujeres como agentes activas de paz

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Empoderamiento y Liderazgo - Paz y Resolución de conflictos

 

donaveu 1

Marta Macias. Foto @ ACCD

Entrevista a Marta Macias, directora de la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo.

"La resolución 1325 de Naciones Unidas quiere acabar con las situaciones de guerra y destacar el papel de las mujeres como actores de paz".

El 31 de octubre del año 2000 el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó la Resolución 1325 donde, por primera vez, se reconoce el impacto de los conflictos armados sobre las mujeres y la importancia de su participación en los procesos de paz. Con motivo de los 15 años de la aplicación de esta resolución y coincidiendo con la cumbre de las Naciones Unidas que se celebra este octubre en Nueva York, la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo ha puesto en marcha la campaña de sensibilización "#DONAVEU1325"

La campaña da a conocer la Resolución 1325, que pone de manifiesto la importancia de crear una agenda internacional pública sobre mujeres, paz y seguridad; además promueve a las mujeres como agentes activas de paz, con voz y agenda propias, y no solo como víctimas.

Aunque durante estos 15 años se han hecho avances, la reiterada vulneración de los derechos humanos de las mujeres y las niñas en situaciones de violencia y conflicto armado requiere la acción de toda la comunidad internacional, así como la aplicación de medidas específicas de protección, en cumplimiento y aplicación de las leyes y acuerdos internacionales.

Hemos hablado con la directora de la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo, Marta Macias:

 

donaveu2

 

¿Cómo nos explicaría el sentido y la necesidad de la resolución 1325?

Es el reconocimiento de cómo los conflictos afectan a las mujeres de forma diferente que a los hombres. Es el último bastión que quedaba de Naciones Unidas, donde el género no se había roto. Tiene mucha importancia porque por primera vez se habla de una agenda internacional de mujeres, paz y seguridad. Y a partir de ahí se avanza en visibilizar en qué condiciones las mujeres y las niñas sufren los conflictos armados. Poner el foco de atención aquí.
También pide que las mujeres participen y estén los espacios de toma de decisión para formar parte de la resolución de los conflictos. No sólo tratarlas como víctimas, que lo son, sino como actores activos que deben estar en las mesas de negociaciones.

Se ha hecho una web para difundir la campaña ¿Qué encontramos?

Recogemos el testimonio de cuatro mujeres lideresas, luchadoras, valientes, de Guatemala, la República Democrática del Congo, Colombia y Bosnia. Cada una de ellas tiene una historia de vida que contar. La recogemos. Y también sus denuncias.

Nos sirve para explicar lo que está pasando actualmente con respecto a los abusos y violaciones como armas de guerra, no sólo lo que pasó tiempo atrás. Ya sea en Colombia, la República Democrática del Congo o donde sea.

 

 donaveu-guatemala   donaveu-congo

 

 

donaveu-colombia    donaveu-bosnia

  

¿Se puede colaborar?

Sí. Pedimos que todo el mundo si sume mediante mensajes de whatsapp, Self, ... con el hastag #DONAVEU1325

¿Hay más iniciativas?

Sí, el 3 de noviembre haremos una jornada junto con el Instituto Catalán Internacional por la Paz (ICIP) para valorar la nueva resolución de Naciones Unidas, la 2.242, que crea una comisión de expertos para que valore cómo se está aplicando la 1325, pide más presupuesto y que pretende que no se diluya su sentido primario, como resolución claramente feminista y antimilitarista.

La resolución 1325 de Naciones Unidas quiere acabar con las situaciones de guerra y resaltar el papel de las mujeres para llegar a una paz permanente. Tiene muy pocos fondos pero debe aplicarse. No se trata de poner mujeres en los ejércitos sino que los ejércitos sean cada vez menos importantes y acaben desapareciendo.