Malú Andrade: Nuestras hijas de Regreso a Casa (IIa.part)

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Violencias - Feminicidio

 

  Norma Andrade Justicia para Alejandra

Norma Andrade*

II parte de la entrevista de La Independent, donde Malu Andrade explica los resultados de los casos presentados a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ya la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH). Y con Elena Ortega, periodista, sobre el porqué ha escrito el libro "De regreso a casa".


¿Qué ha pasado después de la resolución de casos de Ciudad Juárez por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos? que señaló negligencia del Estado mexicano ante tres casos de feminicidio.

Es una sentencia con un precedente histórico y no sólo en nuestro país sino para toda América Latina ya que es la primera sentencia que la corte IDH emitió por tres casos de feminicidio.

Es una sentencia que beneficia porque marca un precedente que efectivamente hubo negligencia, omisión, violación a los derechos de las víctimas, y el derecho de las familias. A partir de esta sentencia el gobierno mexicano se vio obligado a modificar algunas leyes y conductas para implementar perspectivas de género. Por ejemplo, que los ministerios públicos se capaciten. Antes de la sentencia algunos ministerios públicos no tenían la experiencia para poder investigar un homicidio cometido contra una mujer, o una desaparición, porque constantemente eran movidos de sus áreas, y no es lo mismo investigar el robo de un vehículo que investigar homicidio de una mujer.

 

Y esta capacitación es efectiva?

Digamos que es positivo que la capacitación sea obligatoria para los servidores públicos que trabajen con temas y casos de la mujer, sean homicidios, violencia doméstica, violencia sexual, cualquier delito cometido en contra de una mujer. Esto es algo importante la obligatoriedad de la capacitación, que se derivó de esta sentencia de la Corte IDH. Ahora la capacitación, insuficiente por cierto, no es el problema sino la falta de voluntad de muchos servidores públicos, sobre todo si son hombres que les cuesta mucho dejar sus actitudes machistas y que ejercen en sus formas de trabajo.

Presentar casos de feminicidios en la CIODH y luego a la Corte IDH es muy difícil?

Si, muy difícil, ahora tanto la corte como el gobierno mexicano nos dicen: nosotros ya emitir una sentencia y el gobierno está cumpliendo con las recomendaciones de la Corte, entonces el gobierno se lava las manos y no hace nada ante tantos feminicidios ( no sólo en Ciudad Juárez sino en todo el país) donde se repiten las mismas violaciones a los derechos humanos. Así que para nosotros desde la asociación "Nuestras Hijas de Regreso a Casa" para presentar casos ante la Corte IDH debemos detectar nuevas líneas de investigación que no se hayan presentado antes. Así que primero hay que pasar por la CIDH y luego esperar que el caso sea aceptado y de ahí ver si llega a la Corte. Puedo decir que en este proceso ya se encuentran varios casos que hemos presentado de Ciudad Juárez, entre ellos el de mi hermana Alejandra, que presentamos desde el año 2002.

¿Y desde el 2002 hasta la fecha que ha pasado?

Pues sólo hemos conseguido que el expediente se admita a revisión en la CIDH, y bien, esta admisión ya era muy difícil conseguir porque debes tener una investigación que diga que hay "Nuevas violaciones" que no fueron tenidas en cuenta en la anterior resolución del Tribunal. Así que el expediente que entra en la CIODH es porque se revise a fondo y ver qué líneas no se habían tenido en cuenta, luego, cabe esperar que la CIDH la presente ante la Corte. Así el proceso puede durar de tres meses a diez años.

Para organizaciones como "Nuestras Hijas de Regreso a Casa" estos procesos jurídicos les representa bastantes esfuerzos en la búsqueda de justicia?

Mucho esfuerzo porque de entrada debes tener fondos para llevar el caso. Tienes que estar encargando evidencias, peritajes externos, pagar estos peritajes, la paquetería, hacer los viajes a Washington donde está la sede de la CIDH, y eso trabajando de manera voluntaria como lo estamos haciendo en representar las familias. Súmale los billetes de avión, los viajes de Ciudad Juárez y de ahí en Washington y la estancia de tres o cuatro días para presenciar las audiencias. También por eso a veces los procesos para nosotros son más lentos porque si no tienes dinero para solventar gastos de todo lo que se necesita en un proceso así, no puedes ser rápida ante estos organismos internacionales que te exigen peritajes o documentos, y bien, por falta de fondos pides prórrogas hasta conseguir recursos.

Entonces el acceso a la justicia es complicada y costosa?

La justicia costa de cualquier manera, es una carga emocional, es una presión jurídica muy fuerte y es una carga monetaria. Para los casos de feminicidio que hemos ido acompañando sabemos lo difícil presentar casos y que éstos puedan lleguen a lugares como la CIODH y la Corte. Es un esfuerzo terrible.

Como familiares que han recurrido a estas instancias internacionales ¿qué recomendarías a estos organismos?

Me pongo a pensar por ejemplo en el caso de una mujer indígena a la que se le ha violado sus derechos humanos, ella, su comunidad, su familia tendrá pocas posibilidad de conseguir justicia, por no decir que lo tendrá casi imposible. En el caso de los feminicidios de Juárez que lográramos llegar hasta estas instancias internacionales, fue posible porque hicimos un trabajo muy duro de denuncia a través de gente como Marisela Ortiz, y como el trabajo de mi madre Norma Andrade. Ellas buscaron redes de apoyo por todas partes y esto permitió que se tuvieran en cuenta los casos como los que sentenció la Corte IDH y dar paso a la justicia para las familias.

Esta tarea de hacer redes, de insistir en la denuncia pública es el foco para que después se pueda llegar a estos organismos internacionales. Yo recomendaría a la Comisión IDH que haga más difusión de lo que hace y que lo haga más cerca, con las víctimas, con las familias y no tanto con las instituciones oficiales. Me parece que deben realizar campañas a nivel regional en Latinoamericana y llegar directamente a las redes de víctimas, asociaciones o familias para que conozcan cómo funciona estos mecanismos de protección de los derechos humanos y de aplicación de justicia.

 

 

Marisela Ortiz

Marisela Ortiz, fue maestra de Alejandra. Tras su desaparición se volcó en ayudar a la familia. Es cofundadora, junto con Norma Andrade, de Nuestras hijas de vuelta en casa.

 

Con Elena Ortega, la periodista que ha escrito el libro "De regreso a Casa"

Elena, tu visitaste Ciudad Juárez para escribir tu libro "De regreso a Casa" ¿Qué opinión tienes sobre esta realidad del feminicidio en México?

Me parece terrible lo que pasa en México con la defensa y protección de la vida hacia las mujeres. Es una tragedia si pensamos que las mujeres son las principales promotoras de una sociedad. Yo no puedo evitar conectarlo con lo que ocurre aquí y los casos de desaparición son en una escala que no tiene comparación. Tan sólo piensa que en Juárez, en lo que va de año ya son 30 las mujeres desaparecidas, imagínate! 30 mujeres que no sabemos qué les pasará. Aquí en España por ejemplo si desaparece una chica es algo que se sabe en todo el país, casos como el de la jovencita Malén de 16 años que desapareció en Mallorca en el año 2013. En su búsqueda hubo mucha movilización, yo como periodista viajaba entre Madrid y Mallorca para cubrir la información de Malén, es verdad que después se pierde la fuerza de mantener la denuncia pública, pero los casos estuvo cada día durante meses como parte de la portada del diario, los informativos , todo el mundo sabía quién era la jovencita Malén Ortiz.

Quieres decir que aquí si desaparece una chica es importante y en México no?

Si embargo, en México debe ser un caso tremendamente escandaloso, como el caso de la niña Airis de siete años, que desapareció y fue brutalmente asesinada en Juárez, sólo fue por la dureza del caso que los medios de comunicación se interesarse en mostrarlo. Creo que además de la negligencia de las autoridades mexicanas está el poco interés de los medios de comunicación que deberían hacer fuerza para empujar a estas autoridades, y que al menos sientan vergüenza por no estar haciendo su trabajo.

Al acompañar Malú en diferentes espacios informativos para presentar el libro, has oído el efecto que causa escuchar una historia como la de Malú Andrade?

Si, en España es verdad que sobre Juárez los medios de comunicación ya conocen el contexto, lo que permite darles voz a personas como Malú. Aqui tiene un efecto, la gente está muy sensibilizada, y creo que en México también tiene un efecto.

Ayer me contaba Malú que justo ahora que estamos presentando en Madrid y Barcelona el libro, ha salido a la prensa de Chihuahua una columna donde dicen que Malú sólo viene a España a ensuciar la imagen de la ciudad de Juárez, que Malú en una obsesiva y enfermiza con el tema, y ??explica el diario que esto contrasta con el trabajo del gobernador que se encarga de promover positivamente a Juárez. Entonces ... pienso que hay un efecto, y todavía más porque Malú no centra sólo la problemática como algo que únicamente sucede en Juárez, ella habla de que es un problema estructural de su país. Este modo de señalarla es absurda y sin una investigación de por medio para que las cifras hablan por sí solas. Funcionariado y periodistas deben comprobar que en estos momentos hay treinta madres con hijas desaparecidas, esto tan sólo desde el comienzo del año en Ciudad Juárez.

 

Malu Andrade en Ciudad Juárez

Malú Andrade y su escolta, que la acompaña en todo momento ya que está amenazada de muerte.

 

¿Cuál es el propósito de la publicación de este libro "De vuelta a casa"?

Espero que con el libro se pueda remover conciencias de la gente que no saben a fondo del tema. Hay generaciones que quizás no sepan que hay un país donde las mujeres no valen nada y que pueden hacer de ellas lo que sea. Me interesa que el libro llegue a los medios de comunicación y que a nivel internacional no se deje de escuchar esta terrible realidad. También con el libro espero que al menos se pongan un poco rojos y les caiga la cara de vergüenza a los que gobiernan este sistema de impunidad mexicano, creo que esta impunidad es el fondo de todo lo que sucede en Juárez y que por desgracia se ha extendido por todo el país. Mira, en Juárez me entrevisté con las autoridades mexicanas y me dijeron que ya tenían identificado al asesino de Alejandra Andrade, la hermana de Malú, que sabían el perfil del asesino y de otros involucrados con el crimen, que se tenía a través de pruebas del semen que tenía Alejandra cuando fue torturada sexualmente, a un año de mi entrevista con estas autoridades, aunque no hay orden de aprehensión aunque me aseguraron que esta persona la aprisionarían muy pronto. Y no ha pasado nada, eso es impunidad y complicidad.

Nota:

* Norma Andrade es cofundadora de "Nuestras hijas de vuelta a casa". En la foto muestra uno de los carteles pidiendo justicia con la imagen de su hija Alejandra.

* La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (o CIDH) es una de las dos entidades del sistema interamericano de protección de derechos humanos con sede en Washington DC de los Estados Unidos. El otro organismo del sistema es la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH). La Comisión está integrada por 7 personas de reconocida trayectoria, electos a título personal y no como representantes de ningún gobierno.