Barriendo la pobreza

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Economía y Empleo - Economía

 

Fina Rubio 1

 

OPINIÓN


Desde el inicio de la crisis, en 2008, se ha incrementado en un 24% el número de personas en riesgo de pobreza, y el 64% de los hogares con ingresos no superan los 9.000 euros anuales.


Una situación de la que no es ajena la reducción en 244,8 euros de la media de prestación por desempleo durante el último año.

En la primera oleada de la crisis en sectores de actividad económica más afectados fueron también los más masculinizados (la construcción y la industria manufacturera). Este hecho comportó automáticamente la construcción de una imagen de la crisis totalmente masculinizada que ponía de relieve los impactos masculinos, dejando de observar otros efectos, ya presentes, que estaban afectando a las mujeres.

Después de siete años de crisis, el "repunte" de la economía, cacareado a bombo y platillo desde diversas instancias, fundamentalmente desde el Gobierno de Madrid, muy interesado en dar una imagen de mejora económica y social que les permita cerrar el escape de votantes, nos está dejando una imagen de la profundización de las desigualdades por sexo,también en la "recuperación", confirmando que la crisis "está teniendo una cara especialmente cruenta para las mujeres"*.

La segregación laboral, vertical y horizontal, sigue siendo el eje vertebrador del empleo femenino. Las mujeres siguen ocupadas mayoritariamente en el sector servicios (especialmente comercio y hostelería), en el sector social y del ocio y en el doméstico y de cuidado, sectores todos ellos altamente feminizados en los que, precisamente por serlo, el salario bruto anual es inferior a los de los sectores masculinizados.

La brecha salarial sigue siendo una losa histórica, presente de manera transversal en todos los sectores y ocupaciones.

Pero por primera vez en lugar de reducirse, se ha invertido la tendencia de la Unión Europea y la zona euro: España, y Catalunya por encima de España, aumentan la brecha salarial.

Catalunya ha retrocedido a las diferenciasde 2008, según los últimos datosde la Encuesta de estructura salarial del año 2011. De hecho, con la crisis, nos igualamos más en la precariedad, donde se reduce ligeramente este porcentaje general, mientras que se acentúa en los salarios más altos y también a partir de los 45 años.

Al inicio de la crisis las acciones y preocupaciones se dirigieron al paromasculino, dado que la destrucción de empleo afectó, principalmente, el sector de la construcción (mayoritariamente masculino).

La diferencia, en aquel primer momento, era mayor entre el parod e las mujeres y hombres,se dictaminó que había que hacer acciones que paliasen la destrucción de empleo, sin tener en cuenta la evolución de la crisis.

Así,la diferencia se ha ido reduciendo y, aunque, la tasa de paro masculino sigue estando un punto por encima del femenino,si analizamos la evolución de la disminución del paro, ésta es más elevada en hombres que en mujeres, lo que apunta a que el paro femenino se situará, en breve, a la cabeza de este triste ranking.

La crisis no es un "ente neutro", sino que implica causas y tiene efectos que pueden ir en uno u otro sentido, dependiendo de las políticas sociales que se articulen. Con el actual gobierno del PP en el Estado se ha producido un proceso de paralización y desmantelamiento sistemático del desarrollo de la ley de Dependencia que tiene efectos inmediatos en el empeoramiento de la calidad de vida de las mujeres y en el incremento de las desigualdades.

Los recortes en las prestaciones que ya existían y el paro en el acceso de nuevas demandas, así como en el reconocimiento y remuneración de las mujeres cuidadoras, tanto en el Estado como en Catalunya, suponen remachar el clavo de la desigualdad y exacerbar el riesgo de pobreza y exclusión, para la población en general pero especialmente para las mujeres.

Es por ello que desde la Fundación SURT hemos impulsado, durante todos estos años, programas de empoderamiento, de formación y de apoyo a las mujeres en situación de exclusión.

El próximo día 20 de noviembre llevaremos a cabo un concierto solidario “SURT de Concert! Escobrem la Pobresa” que pretende dar visibilidad a estas situaciones y apuntar soluciones.

Quiere ser un altavoz de denuncia y sensibilización de la situación que sufren muchas personas en nuestra sociedad y concretamente las mujeres, el 51% de la población catalana.

 

 *Elena Idoate, 2012. “La crisi económica té rostre femení”.Revista “Carrer” de la FAVB nº 124, septiembre 2012.

 

concert SURT 1