México: Deja Calderón demandas insatisfechas en salud para indígenas

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Desarrollo - Derechos de los Pueblos


Faltan hospitales especializados y más fondos contra violencia

Mujeres indígenas demandaron al gobierno de México que implemente en cada estado del país un hospital de tercer nivel, equipado con medicamentos y personal capacitado y sensibilizado, que brinde servicios gratuitos de calidad para la población femenina autóctona.

Rubicelia Cayetano, integrante de la Casa de la Mujer Indígena “Naxwiin”, advirtió también que es necesaria la capacitación de parteras indígenas tradicionales y promotoras de salud a nivel nacional, así como su reconocimiento y retribución a través de becas, toda vez que contribuyen a la disminución de las altas tasas de mortalidad materna en las comunidades.

Durante la evaluación de resultados de un acuerdo de colaboración entre la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) y ONU Mujeres, Cayetano exigió que el gobierno otorgue presupuesto específico para salud sexual y reproductiva y prevención de la violencia de género en regiones indígenas.

También subrayó que las autoridades deben vigilar que el ejercicio de estos recursos sea transparente y efectivo, toda vez que –apuntó– se han detectado subejercicios.

Ana Güezmes, directora regional de ONU Mujeres, reconoció que la situación de las mujeres indígenas tiene varias aristas que deben ser consideradas para reducir el estado de subordinación y exclusión que por motivos de género, clase y etnia viven, por lo que aún hay grandes pendientes en la materia.

Consideró que uno de los mayores logros durante este periodo en que trabajaron acompañando a las mujeres indígenas en sus iniciativas, fue el Programa de Acciones para la Igualdad de Género con Población Indígena (PAIGPI) a través de las Casas de la Mujer Indígena (Cami).

Xavier Antonio Abreu, director general de la CDI, destacó que el PAIGPI contempla el fortalecimiento de liderazgos femeninos indígenas, la erradicación de la mortalidad materna y la eliminación de la violencia contra las mujeres indígenas a través de las Cami.