Encuentro de secretarías de la mujer de CCOO-PV

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirCorreo

Empoderamiento y Liderazgo - Sindicalismo

cc
Este año, la programación de la III Escuela de mujeres sindicalistas del País Valencià Marina Caballero lleva por nombre 'El liderazgo de las mujeres en las organizaciones sindicales' y surge como consecuencia del compromiso de CCOO-PV de trabajar para favorecer la presencia y participación de las mujeres en todos los niveles de la organización y garantizar su permanencia.


Durante los días 9 y 10 de noviembre, 75 mujeres sindicalistas de CCOO PV, se han reunido en el Teularet. El programa ha suscitado un gran interés entre todas las sindicalistas, y, como es habitual en la escuela, se han tejido redes solidarias entre las mujeres que nos permitirán desarrollar mejor nuestras actividades.

 De la exposición a cargo de M ª Angustias Bertomeu Martínez, se ha visto el porqué del déficit que arrastramos las mujeres en tecnología, que nos hace menos proactivas como lideresas. Está extendido que de las mujeres son los electrodomésticos y de ellos los equipos de ocio; las mujeres no tenemos tecnofobia a los electrodomésticos más sofisticados, tenemos que pasar al tecnointerès. Como conclusión de la ponencia, Bertomeu Martínez apuesta por que las mujeres utilizamos el apoderamiento para avalar a otras creando redes y genealogías.

Para tratar Innovación con perspectiva de Género y el I+D+D, se ha contado con Amparo Martínez Bonafé, directora general de Florida Centre Formació. Martínez Bonafé ha trasladado la necesidad de apostar por empresas y organizaciones innovadoras y sostenibles. Hay que crear conciencia en las mujeres del derecho y el deber de participar en la organización. Que para ejercer el liderazgo necesitamos empoderar con modelos referentes, acción y capacitación.
Está demostrado que la presencia de mujeres en los órganos de dirección de las empresas conlleva prácticas más éticas, implantación de principios cooperativos y gestión más democrática, concluyendo que las organizaciones más democráticas facilitan la participación de las mujeres.

La innovación requiere de un liderazgo que crea en ello para construir organizaciones sostenibles. Iolanda Turrón Ferrero ha explicado que las personas emocionalmente inteligentes tienen una actitud positiva ante la vida; ha desmitificado las diferencias biológicas del cerebro de los hombres y mujeres, dándole importancia a la utilización de nuestras capacidades como un elemento positivo para ejercer el nuestro liderazgo.


A través de la exposición de las cinco secretarías generales de las uniones y la de la federación agroalimentaria en el panel experiencias se ha podido comprobar cómo cuando hay mujeres liderando, hay más mujeres con responsabilidades y se apuesta más por la paridad no sólo numérica.

Tere Mollá Castells ha revelado las trampas del patriarcado porque las mujeres no exigimos las posiciones de liderazgo que nos corresponden, empezando por exigir la práctica de las tres equis: Equivalencia o dar el mismo valor a mujeres y hombres; Equipotencia o reconocer el mismo valor, y Equifonía o dar la misma importancia a las voces de las mujeres que a las de los hombres. Las mujeres debemos seguir desarrollando procesos de empoderamiento emancipatorios por el vuelco del sistema patriarcal.


En definitiva estamos en unos momentos de cambios sociales, políticos, económicos en los que las mujeres debemos liderar la resistencia, porque los derechos y conquistas logradas no se queden en papel mojado.

Este año, la programación de la III Escuela de dones sindicalistas del País Valencia Marina Caballero lleva por nombre 'El liderazgo de las mujeres en las organizaciones sindicales' y surge como consecuencia del compromiso de CCOO-PV de trabajar para favorecer la presencia y participación de las mujeres en todos los niveles de la organización y garantizar su permanencia.


Durante los días 9 y 10 de noviembre, 75 mujeres sindicalistas de CCOO PV, se han reunido en el Teularet. El programa ha suscitado un gran interés entre todas las sindicalistas, y como es habitual en la escuela se han tejido redes solidarias entre las mujeres que nos permitirán desarrollar mejor nuestras actividades.